Todo lo que suene a rescate genera  dudas e incertidumbre. Y esto suele traer ventas a los mercados. El inminente rescate que podría pesar sobre Irlanda ha golpeado a la renta variable: el Ibex35 cedió un 2.4% y cerró en los 10.095 puntos.

Basta cualquier noticia sobre la deuda de los periféricos para que las órdenes vendedoras se agolpen en torno a la renta variable. Y el selectivo español, el Ibex35, no fue menos. Una caída del 2.46% que le llevó a los 10.095 puntos. Caídas que, aunque algo más ligeras, se extendieron por el resto de plazas europeas. El DAX cedió un 1.7%, el Eurostoxx perdió un 2.24% mientras que el FT-100 descontó un 2.26% de su cotización al cierre de la sesión.

El riesgo de un inminente rescate a Irlanda, petición lanzada por los miembros de la UE, ha desatado nuevamente el temor a un contagio en economías como la española o la irlandesa. Y ya se sabe que la incertidumbre no es algo que guste a los mercados. Pero ¿hacia dónde se puede caer? Los expertos consideran que "mientras no haya nada definitivo los mercados seguirán cayendo", reconoce Álvaro Rodriguez, analista de Oddo Securities. E incluso Eduardo Bolinches, socio de Bolsacash no ha dudado en reconocer que "antes de lo esperado podríamos ver los 7.800 puntos, e incluso, no sabemos si se parará allí".

Dentro de la bolsa española, Acciona fue el valor que más posiciones cedió en la sesión. Una caída del 6.6% que le llevó a los 55.15 euros. Y con él, ArcelorMittal contó pérdidas del 4.89%  que llevaron a su cotización a los 24.29 euros. Iberia, con cesiones de más del 4.6%, comenzará mañana a cotizar en los 3.05 euros.

Los pesos pesados tampoco pudieron presumir de buenos números. Santander descontó un 3.1% de su cotización, hasta los 8.40 euros. Su homóloga vasca, BBVA, apuntó números rojos del 2.8% que le llevaron a los 8.19 euros. Telefónica vende sus títulos por 17.82 euros mientras que Repsol cedió un 2.8%, hasta los 19.38 euros.

En el lado de las menores pérdidas, Sacyr Vallehermoso fue la única compañía que terminó la sesión en positivo. Eso sí, tampoco grandes alegrías para un valor que sumó un 0.02% y que cerró en los 4.69 euros la sesión. BME cotizó con un descuento del 0.57% mientras que Endesa perdió un 0.96%, mañana comenzará a cotizar en los 19.57 euros.

En el mercado de divisas el euro también ha cedido posiciones hasta los 1,34 dólares.