El selectivo español cerró la semana logrando mantener los 9.500 puntos. Una caída del 7% en la semana que llevó al mercado español a los 9.547 puntos. El posible rescate de Irlanda, durante el fin de semana, y la inestabilidad procedente de Corea vuelven a arrastrar a los indicadores europeos. En una jornada en la que el euro alcanza los 1.3226 dólares.
Ni Europa ni Estados Unidos se han salvado de la quema. Los números rojos comenzaron atacando a las principales plazas europeas en la apertura y continuaron embistiendo a Wall Street. Caídas del 1.8% en la última sesiónde la semana que llevaron al Ibex35 a los 9.547 puntos. El resto de índices europeos sufrieron penalizaciones superiores al medio punto porcentual, en el caso del DAX, que le llevaron a los 6.842 puntos. El Eurostoxx50 perdió un 1.12% mientras que el FT-100 descontó un 0.5% de su cotización, hasta los 5.668 puntos.

El posible rescate de Irlanda, por parte de la UE, durante este fin de semana y las dudas sobre las presiones de rescate a Portugal han llegando de incertidumbre los mercados. Una situación que se ha unido al hecho, según el FMI, de que los bancos acreedores puedan verse afectados por el rescate de la economía irlandesa.

Por ello no ha sido de extrañar que hayan sido los bancos los principales perjudicados en la sesión. Banco Santander perdió un 3.68% en la sesión y vendió sus títulos por 7.53 euros. Su homóloga vasca, BBVA, retrocedió un 2.39% con lo que el lunes comenzará a cotizar en los 7.55 euros. De hecho, los seguros ante riesgo de impago de ambas entidades se han disparado durante la sesión.

El resto de blue chips también cotizaron en signo negativo. Telefónica perdió un 1.19% y alcanzó los 16.97 euros. Con pérdidas superiores al punto porcentual cerraron los títulos de Iberdrola, hasta los 5.41 euros. Por su parte, Repsol descontó un 0.5% de su cotización, hasta los 18.83 euros.

En terreno positivo, pocos valores que aguantaron con paso firme los envites del mercado. Gamesa sumó un 1.30% y alcanzó los 5.21 euros. Telecinco sumó un 1.30% y logró los 7.62 euros mientras que Abertis elevó el precio de sus títulos algo más del 1%, hasta los 12.75 euros. Red Eléctrica, Endesa y Grifols cerraron el podio de las subidas con rentabilidades que superaron el 0.1%.