Subidas, bajadas y vuelta a subir. El Ibex35 se mueve en las últimas sesiones con una gran volatilidad. Sin embargo, presenta niveles clave a los que hay que atender para pensar que el selectivo español puede conducir en una u otra dirección.
En la apertura se han puesto en peligro los 9-900 puntos y, en apenas dos horas de sesión, el siguiente objetivo a vigilar parecen los 10.000 puntos. Aunque los expertos tienen claro que por el momento el Ibex35 es un índice que habría que dejar de lado, es cierto que algunos se fijan en determinados niveles para pensar en un cambio de tendencia de corto plazo en el indicador español.

Un nivel que, según Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse, no está muy lejano. Este experto advierte de que “mientras el selectivo español no supere los 1.040 puntos, zona en la que aparece papel, seguirá habiendo movimientos de recorte”. Sólo la superación de ese nivel, admite, “nos haría pensar en la vuelta a los 10.400 e incluso 11.000 puntos”.

Por su parte, José Luis Cava, analista técnico independiente admite que el soporte que habría que vigilar son los 9.750 puntos. “Un nivel donde están los especuladores y que, en caso de perforarlos, extenderá la tendencia bajista a niveles inferiores”. Eso sí, si no rompe este nivel “podremos ver el famoso rally de final de año en el selectivo español". De lo contrario, habrá que esperar a que haga un suelo mucho mayor "para poderlo ver subir con más fuerza".