El Ibex35 vuelve al ‘redil’ de los 10.900 puntos al cierre de la sesión. El selectivo de la bolsa española cerró la sesión en los 10.901 puntos tras sufrir una caía del 1,31% el día que la economía española volvió a dar un nuevo paso en falso, al descender hasta el -4,1% en julio. La apertura en negativo de WS- por el dato de IPC peor de lo esperado- tampoco ayudó. En una sesión en la que el euro culminó la sesión en los 1,4211 dólares.
Cuando parecía que la bolsa española comenzaba a asentar niveles – después de que ayer consiguiera rebasar los 11.000 puntos- llegan de nuevo los números rojos y la desconfianza a los mercados. Y no es para menos si se tiene en cuenta que la economía española se contrajo un 1% en el segundo trimestre, dejando la tasa interanual en el -4.1%. Un dato negativo si se compara con el crecimiento de tres décimas que registraron la economía alemana o francesa en el mismo período y que ha activado la alarma de organizaciones como la CEOE que advierte de la necesidad de poner en marcha “medidas de reactivación económica y políticas activas de empleo”.

Además, la situación en el conjunto de países de la Eurozona dibujó una caída de siete décimas en la inflación – mínimos históricos- hasta colocarse en el 0,2%. Un dato que en EEUU ha bajado un 2,1% en tasa interanual, y que provocó la apertura en negativo de Wall Street. Los índices del viejo continente no dudaron en seguir sus pasos y cerraron con caídas del 0,9% en el FT-100. Pérdidas del 1,6% en el DAX que cerró sobre los 5.300 puntos y una penalización del 0,83% en el CAC-40. En el caso del Ibex35 la caída supuso restar un 1,31% y llevar al selectivo español a los 10.901 puntos.

Gráfico Ibex35




Una penalización que mantuvo a la mayor parte de las compañías del selectivo español en números rojos. El sector financiero acuso sus pérdidas desde la media sesión a pesar de conocer que la morosidad de los españoles se redujo un 1,26% en julio en tasa interanual y cayó un 3,89% en el caso de las empresas, según Asnef-Equifax. Una dato que contrasta con el que ha facilitado el BCE al admitir que financió en julio a las entidades españoles con 73.283 millones de euros, un 48,3% más que en el mismo período del año anterior . Banco Popular fue el valor que más cayó en la sesión – un 2,39% - y cerró en los 6,75 euros. A pocos pasos BBVA se dejó un 1,22% y marcó en los 11,72 euros su último movimiento mientras que Santander le siguió de cerca al dejarse un 1,2% al cierre.

Del resto de pesos pesados: Telefónica se coló entre los primeros puestos por caídas con un 2,21% de cesión. Iberdrola perdió un 0,9% mientras que Repsol se dejó un 0,69% con lo que el lunes comenzará a cotizar en los 16,50 euros. Iberdrola Renovables fue el único de los grandes que logró sobrevivir a los números rojos y cerró con una subida del 0,48% que le llevó a los 3,14 euros. Y no sólo ella.

Un día después de que el gobierno aprobara la ya ‘polémica’ ley para la TDT de pago, los grupos de comunicación mantuvieron una tendencia dispar. Mientras que Telecinco logró ser líder de la sesión al avanzar un 0,68% y cerrar en los 8,18 euros mientras que , valores como Antena 3 (-0.70%), Vocento (-0,13%) y Prisa (-2.97%) no corrieron la misma suerte. Y es que éste último se mira como el gran perjudicado. La editora de El País ha informado de que iniciará medidas legales con la ley el día que marcó en los 3.59 euros su último movimiento.

Con recortes también cotizó Inypsa. Perdió un 2,67% tras anunciar un beneficio de 112.000 euros en el primer semestre del año, un 83% menos que el obtenido un año antes. Unas cifras que dejaron una cifra de negocios de 31,27 millones de euros con un resultado bruto de explotación –Ebitda- de 3,06 millones de euros.

Más positivo es el comportamiento de Elecnor. Sumó un 0,48% al cierre y consiguió los 10.40 euros el día que publicó un resultado de 45,1 millones de euros para el primer semestre del año y una cifra de ventas de 754,9 millones. Unas cifras que,a pesar de mostrar un retroceso respecto al trimestre anterior, han ayudado a mejorar las expectativas de la compañía. Sin embargo, el ‘sobresaliente’ de la sesión es para las inmobiliarias. Metrovacesa se anotó un 20,70%, Urbas subió más del 20% mientras que Reyal Urbis fue la auténtica estrella del mercado español tras anotarse una subida del 44,6%, hasta los 2,82 euros.

En el resto de plazas europeas, como Alemania, Siemens cerró la sesión con una penalización del 1,24% el día que ha anunciado que instalará en Cantabria un centro de pruebas de turbinas de última generación para aerogeneradores eólicos. Sin salir del país germano – ni de los números rojos- Volkswagen fue la más penalizada de la sesión al perder un 15,6% el día que anuncia su intención de llevar a cabo una ampliación de capital de 4.000 millones de euros para financiar la adquisición de Porsche y mantener su liquidez.