La morosidad de los españoles se redujo un 1,26% en julioen tasa interanual y cayó un 3,89% en el caso de las empresas, datos que contrastan con el repunte del 42,52% de la mora entre los extranjeros, según un informe elaborado por Asnef-Equifax. La mora de empresas y familias se incrementó un 158% en un año y seguirá creciendo, aunque de forma más suave.

La reducción de número de españoles afectados es mayor respecto al volumen de contratos en mora, ya que superó el 13,74%, mientras que el saldo moroso se incrementó más del 7,12%. Según Equifax, "mientras cada día son menos los españoles en situación de morosidad, y menos las operaciones impagadas, el saldo en mora de los que están incluidos en el fichero se incrementa por la acumulación de recibos impagados".

Pese a esta ligera mejoría, la deuda impagada por contratos a entidades financieras y grandes compañías por hogares y empresas inscritos en la lista de morosos se incrementó un 158% en julio, hasta los 41.775 millones de euros, mientras que el número de operaciones morosas declaradas llegó a las 6.631.233 tras incrementarse un 49%.

El informe indica además que la morosidad "seguirá creciendo en los próximos meses, aunque los últimos datos indican que posiblemente este crecimiento será más suave que en meses pasados".

En el caso de las empresas, pese a la reducción de las inscritas en las listas, el número de contratos en mora y saldo reclamado aumentaron un 6,36% y un 134,27%, respectivamente. En paralelo, la morosidad sigue creciendo entre la población inmigrante, debido a que los españoles encuentran más facilidades para refinanciar deudas.

Además, según el informe, la prudencia de las familias españolas en estos momentos de incertidumbre, unido a la baja concesión de operaciones de financiación, ha ayudado a reducir el sobreendeudamiento de nuevos ciudadanos, por lo que la evolución negativa experimentada en los 12 últimos meses está concentrada en gran medida en el empeoramiento de la situación de los titulares incluidos en el fichero tiempo atrás.

EL 4,3% DE LOS ESPAÑOLES INCURRE EN MORA

La población media española que incurre en mora es del 4,3%, con Canarias a la cabeza (7%), seguida de Baleares (5,4%), Comunidad Valenciana (5,3%), Murcia (5,2%), Cataluña y Madrid (5,1%), Ceuta, Melilla y Andalucía (4,9%), Castilla la Mancha (4,3%), La Rioja (4,0%), Aragón (3,8%), Navarra y Extremadura (3,6%), Cantabria  y Castilla León (3,3%), Galicia (3,0%), Asturias (2,9%) y  País Vasco (2,2%).

En cuanto a la evolución de los españoles afectados en el último año, Castilla la Mancha es la comunidad peor parada con un incremento de la morosidad del 10,9%, seguida de Navarra (+7,7%), La Rioja (+4%), Canarias (+3,1%), Madrid (+3,1%) y Melilla (+0,2%). Los descensos se registraron en Andalucía (-0,1%), Cataluña (-0,3%), Comunidad Valenciana (-3,39%), Castilla y León (-3,4%), Aragón (-3,7%), Ceuta (-4,2%), Murcia (-4,2%), Baleares (-4,56%), País Vasco (-4,5%), Extremadura (-5%), Cantabria (-5,8%), Galicia (-12,2%) y Asturias (-18,4%).

En cuanto al saldo moroso declarado sobre los españoles, Navarra es la más afectada con un incremento del 83,2%, seguida de La Rioja (+55,2%), Castilla La Mancha (+52,9%), Castilla y León (+44,5%), Aragón (+25,2%), Madrid (+16,7%), Extremadura (+10,8%), Cataluña (+10,4%), Canarias (+4,3%) y Andalucía (+4,1%).

En cuanto a las caídas, las lideró Cantabria (-1,1%), Comunidad Valenciana (-3%), País Vasco (-5,2%), Baleares (-13,2%), Galicia (-18,5%), Melilla (-22,6%), Murcia (-24,2%), Ceuta (-26,4%) y Asturias (-36,5%).

En cuanto a los inmigrantes afectados en el fichero, Castilla La Mancha es la comunidad peor situada, con un incremento del 80,3% con respecto al mismo periodo del año anterior. Le siguen Castilla y León (+54,1%), Aragón (+53,3%), La Rioja (+51,4%), Cantabria (+51,1%), Navarra (+47,2%), Extremadura (+47,2%), Madrid (+45,8%), el País Vasco (+44,9%), Andalucía (+41,3%), Comunidad Valenciana (+37,9%), Cataluña (+36,7%), Murcia (+35,6%), Asturias (+35,4%), Canarias (+33,5%), Galicia (+31%), Baleares (+28,6%), Ceuta (+23,6%) y Melilla (+16,9%).

El saldo moroso declarado sobre los inmigrantes, también aumentó en casi todas las comunidades autónomas a excepción de Asturias, donde se redujo un 20,4%, Ceuta (-15,4%) y Melilla (-1,7%). La comunidad que más creció en cuanto a saldo moroso de los inmigrantes fue Navarra (+192%), seguida de Castilla y León (+181,5%), Madrid (+122,6%), La Rioja (+121,1%), Castilla La Mancha (+117,6%), Aragón (+95,9%), Cataluña (+83,5%), Canarias (+70,9%), Andalucía (+67,5%), Murcia (+66,8%), el País Vasco (+54,5%), Comunidad Valenciana (+52,4%), Cantabria (+49,6%), Galicia (+44,5%), Extremadura (+41%) y Baleares (+16,4%).

El número de empresas incluidas en el fichero se redujo considerablemente en casi todas las comunidades autónomas durante el último año, a excepción de Castilla La Mancha, donde aumentó un 8%, Canarias (+2,1%), Navarra (+2,1%), Cataluña (+1,2%) y La Rioja (+1%).

La comunidad menos afectada fue Asturias, con un 22,6% menos de empresas morosas, seguida de Castilla y León (-13,8%), Baleares (-10,5%), Extremadura (-10,2%), Aragón (-8,9%), Ceuta (-8,7%), Cantabria (-8,3%), Comunidad Valenciana (-6,6%), Madrid (-4,6%), Andalucía (-4,5%), Melilla (-3,8%), País Vasco (-3,3%) y Murcia (-1,73%).

El saldo moroso declarado sobre las empresas aumentó en toda España. La comunidad donde más lo hizo fue en Ceuta (418,2%), por delante de Galicia (277,3%), Castilla La Mancha (224,5%), Navarra (209,6%), Madrid (209,7%), Melilla (193,3%), Castilla y León (163,9%), Extremadura (148,7%), Canarias (134,4%), Aragón (122,0%), Cataluña (109,8%), Comunidad Valenciana (108,6%), La Rioja (97,7%), Baleares (90,4%), Andalucía (87,2%), País Vasco (71,5%), Murcia (69,3%) y Asturias (57,7%).