Una jornada de más a menos...y de forma literal. Porque el Ibex35 pasó de cotizar en positivo, y subir hasta los 6.800 puntos, a cerrar con una penalización de un 0.5% que le devolvió los 6.516 puntos. Las dudas en torno a las necesidades del sistema financiero tras el anuncio del rescate, la incertidumbre por Italia y la rebaja de calificación de Fitch sobre BBVA y Banco Santander contribuyeron a enturbiar el panorama. En una sesión en la que la prima de riesgo volvió a instalarse por encima de los 500 puntos básicos con un euro que descendió hasta los 1.25 dólares.
El anuncio se hizo como suele ser habitual en los últimos meses, en fin de semana y con los mercados cerrados. El sábado pasado el ministro de economía, Luis de Guindos confirmó la solicitud de rescate a la banca por la que Bruselas pondrá a disposición del FROB una línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros que éste, insuflará a las entidades que así lo soliciten. Y hoy, los mercados reaccionaron. Subidas de más del 5% en algún momento de la sesión que lanzaron al Ibex35 por encima de los 6.800 puntos. Sin embargo, las dudas en torno a la cantidad total que se solicitará, cuáles serán las entidades con problemas e Italia – a la que se ha vuelto a señalar- han conseguido que el Ibex35 firmara la sesión con caídas del 0.54%, que le llevaron a los 6516 puntos.

Luis Francisco Ruiz, analista de estrategiasdeinversion.com reconoce que el tamaño del problema se aleja de las peores estimaciones. “El primer obstáculo para que los mercados comiencen a relajarse y abandonen el modo riesgo se supera con nota aunque el mes solo acaba de comenzar (ver “El mes que viene”). Las elecciones en Grecia que tendrán lugar este fin de semana es otro foco de incertidumbre y puede limitar o enfriar el actual rebote”.

BBVA y Banco Santander, rebajados

La nota negativa la volvieron a dar las agencias de calificación Fitch rebajó el rating de BBVA y Banco Santander a BBB+ con perspectiva negativa. Ambas entidades giraron hacia terreno negativo al cierre de la sesión: la entidad que preside Emilio Botín cerró en los 4.84 euros , tras una penalización del 0.27%. Por su parte, BBVA terminó plano en los 5.15 euros.

Sin embargo, no fueron las más penalizadas de la sesión. ACS y FCC se encargaron de ocupar los primeros puestos de los números rojos, con pérdidas de más del 3%, hasta los 14 euros y los 9.8 euros, respectivamente. Números rojos sólo superados por Gamesa que, al ritmo del 3.6%, retrocedió hasta los 1.47 euros.  Acerinox, Mediaset y Acciona contribuyeron a los negativos con penalizaciones que superaron el 2%.

Y a pocos pasos, los grandes. Repsol se dejó un 1.8%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 12.54 euros. Iberdrola descontó un 1.09% de su cotización, que cerró en los 3.34 euros, mientras que Telefónica superó en más de un punto porcentual su caída, hasta los 9.68 euros.

Entre los valores que más subieron, Mapfre elevó en más del 3% el precio de su cotización, que cerró en los 1.66 euros. Grifols sumó un 2.05%, hasta los 19.24 euros. mientras que Bankia celebró la noticia del rescate con una revalorización del 1.8%, que le devolvieron los 1.05 euros. Banco Sabadell, Bankinter y Caixabank también lograron cerrar la jornada por el lado de las compras- Subidas de más del 0.3% que le llevaron a los 1.38 euros, los 2.50 euros y los 2.36 euros, respectivamente.