El Ibex35 despierta con optimismo la última sesión de la semana: una subida del 0.28% que le lleva a los 10.667 puntos. Revalorización que lleva ArcelorMittal y OHL como principales impulsores pero que deja a Bankinter -tras publicar resultados de 2010- como farolillo rojo de la sesión. En una jornada en la que el euro cotiza en los 1.3533 dólares.

La renta variable española comienza la última sesión de la semana con subidas: una revalorización del 0.28% que lleva al Ibex35 a los 10.667 puntos. Una revalorización a la que apoyan títulos como ArcelorMittal, con subidas de más del 1.8%, e incluso Banco Sabadell que se aproxima a los 3.60 euros, tras una subida del 1.10% en los primeros minutos de negociación.

A pocos pasos, BBVA apoya la tendencia alcista del selectivo y, al ritmo del 0.8%, abre en los 8.85 euros. Una revalorización que sigue su homóloga cántabra. Eso sí, de forma algo más liviana. Banco Santander suma un 0.4% a sus títulos y abre en los 8.78 euros. Es precisamente hoy el sector financiero el protagonista. ¿El motivo? Bankinter ha dado a conocer sus cuentas relativas al ejercicio 2010: un beneficio neto de 150.73 euros que reducen en más del 40% el publicado en el mismo período del año anterior. Los inversores castigan a la entidad con recortes de más del 1.3%- los más abultados de la jornada- que llevan al valor a los 4.93 euros.

Y no son los únicos que cotizan con recortes. El holding de la bolsa española, BME, supera el medio punto porcentual de caída en tanto que las acciones de Abertis o Grifols pierden algo más del 0.3% en la apertura de la sesión, hasta los 14.67 euros y 11.14 euros, respectivamente.

El resto de pesos pesados presume de fortaleza. Telefónica se anima con un 0.6% de revalorización. Repsol suma un 0.65% y alcanza los 22.61 euros en tanto que Iberdrola añade un 0.4% de subida a sus acciones, que se venden por 6.28 euros.