El Ibex35 terminó la sesión con una subida del 0.4% que le llevó a los 8.544 puntos. Lo hizo avalado por el comportamiento alcista de Wall Street – que sigue cotizando en zona de máximos históricos – y con la mirada puesta en los resultados publicados en la jornada: FCC, Gas Natural y Endesa. Sin embargo, fue ACS el protagonista de la sesión al subir más del 8%.  En el mercado de divisas, el euro se compró frente al dólar. El par, en las 1.3088 unidades. 

Jornada de escasos movimientos en la renta variable nacional. El Ibex35 consiguió firmar la sesión con una subida del 0.4% que le llevó hasta los 8.544 puntos. Revalorización que deja de nuevo la vista puesta en los “8.735 puntos, donde encontrará resistencia”, reconoce Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión. Por la parte inferior, prosigue, “la pérdida de los 8000 puntos le hará encontrar soportes”.  (VER: VIDEO PREMIUM)

Siguen los resultados empresariales


Por el momento, los resultados empresariales sirven más como incentivo que como lastre a los índices. De hecho, hoy el mercado nacional ha contado con las cuentas de DIA, que incrementó un 10% su beneficio – hasta los 15.6 millones - en el primer trimestre e incrementó sus ventas en España. La cotización de la alimentaria subió un 1.53% en la sesión, hasta los 5.9800 euros.

Algo menos lucidas fueron las cuentas de Gas Natural –Fenosa, que firmó el primer trimestre del año con un beneficio de 411 millones de euros, apenas una variación del 1% desde el beneficio publicado un año antes. Eso sí, han quedado por encima de las previsiones del mercado gracias a que la presencia internacional ha conseguido equilibrar el estancamiento doméstico. Los títulos de la gasista fueron de los más penalizados de la sesión y , al ritmo del 1.69%, cerraron en los 15.9950 euros.

También penalizadas por el negocio doméstico estuvieron las cuentas de Endesa. El primer trimestre cerró con un beneficio de 476 millones, un 23.3% menos que en el mismo período del año anterior debido a “los impactos regulatorios y fiscales”. La cotización de la eléctrica logró salvarse de los números rojos y, al ritmo del 0.46%, cerró en los 17.4700 euros.

Sin embargo, el verdadero protagonista de las subidas fue ACS. La compañía superó el 8% de revalorización - con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 21.5550 euros - el día en que Hotchief ha anunciado la venta de su negocio aeroportuario por 1100 millones de euros.  Una noticia que le ha llevado a romper la primera de resistencias y coloca su siguiente objetivo en torno a los 21.6 euros y los 22.1 euros.  Sacyr Vallehermoso acompañó a la constructora en su festival alcista aunque de forma más moderada: subió un 3.8% y marcó en los 1.6360 euros su último precio.  Sin salir del sector, FCC también se animó con un 1.8% de revalorización a pesar de que sus resultados dejaron pérdidas de 140.2 millones de euros en el primer trimestre del año, frente al beneficio de 10.6 millones del mismo período de un año antes. 

Tendencia mixta entre los grandes

A pocos pasos, se colocaron algunos de los grandes. BBVA subió un 1.69%, hasta los 7.5340 euros. Los títulos de Banco  Santander subieron algo más del 1.3% - hasta los 5.6200 euros -  mientras que Telefónica, que mañana se confesará ante el mercado, no consiguió revertir los números rojos y cerró en los 11.2800 euros. 

Los mayores negativos de la sesión se los llevaron los títulos de Grifols que, al ritmo del 5.5%, cerraron la jornada en los 28.15 euros. Inditex, Mediaset y Enagás también llevaron la bandera de "los más penalizados" al contabilizar caídas de más de un punto porcentual, hasta los 104.55 euros, los 6.2340 euros y los 20.23 euros, respectivamente.