El Ibex 35 cierra prácticamente plano (+0,04%) este viernes en los 9.724 puntos. Siemens Gamesa ha liderado las subidas (+4,97%) en una jornada que ha vuelto a estar marcada por los descensos de ArcelorMittal y las declaraciones de Donald Trump. El resto de Europa despide la semana con caidas.

El Ibex 35 consigue salvar este viernes la barrera psicológica de los 9.700 puntos al repuntar un débil 0,04% hasta quedar en los 9.724 puntos. Dentro del índice español, la mayor subida es la de Siemens Gamesa  que se dispara un 4,97%, por delante de Cellnex,  y de Enagas que suben un 0,47% y un 0,87%, respectivamente.

La energética, a través de un consorcio europeo con las europeas Snam y Fluxys, ha cerrado la compra de una distribuidora de gas griega (Fondo de Desarrollo de Activos de la República Helénica) y Hellenic Petroleum para la adquisición de una participación del 66% en Desfa.

En la parte contraria la tabla del Ibex 35 se sitúa Arcelor Mittal, que retrocede un 1,99%, seguido de cerca por Cie Automotive (-1,97%) y Mapfre (-1,52%).

En el Mercado Continuo, la mayor subida es la de Pescanova, que sube un 10,50%, mientras que el mayor descenso es el de Duro Felguera, que cede un 14,58% a la espera de conocer el resultado de su ampliación de capital. También ha sido protagonista MásMóvil que ha subido un 1,62% después de que haya anunciado que ha adquirido espectro de 5G de Eurona por 30 millones de euros.

La prima de riesgo de España baja hasta los 94,70 puntos básicos, al tiempo que el interés exigido al bono español a 10 años se mantiene en el 1,32%.

Con los inversores muy pendientes de los resultados empresariales y de la evolución de las tensiones entre EEUU y sus socios comerciales, las principales bolsas europeas registran descensos. Fráncfort ha sido el que peor comportamiento ha tenido, con un descenso del -0,98%; París, un 0,35%; Londres, un 0,07% y Milán, un 0,40%. Por su parte, el Euro Stoxx 50 retrocede un 0,22%.

El euro se intercambia a 1,170 billetes verdes, mientras que el precio del petróleo Brent de referencia en Europa avanza hasta los 73,31 dólares por barril

Al cierre de la sesión en Europa, los índices de Wall Street se tornan al terreno positivo y el principal selectivo Mientras que los del Dow Jones avanza un moderado  0,13%, con Microsoft y General Electric como protagonistas tras rendir cuentas al mercado.

Aumentan las tensiones políticas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha advertido que está dispuesto a imponer aranceles a todos los bienes chinos importados en caso de necesidad. En concreto, ha dicho:"Estoy listo para ir a por los 500.000 millones" durante una entrevista en la CNBC. Esta cifra hace referencia al valor total de todos los productos que importa Estados Unidos de China (en concreto son 505.500 millones de dólares, según Census Bureau), y que contrasta con los 129.900 millones que EEUU exportó a China.

Asimismo, vuelvela tensión política a Italia,después de que medios locales hayan informado de desencuentros dentro del Gobierno de coalición y se reavivan las dudas sobre el compromiso de Roma con el euro.

El principal índice bursátil italiano ha reducido sus pérdidas después de que el viceprimer ministro, Luigi Di Maio, negara que hubiera pedido la dimisión del ministro de Economía, Giovanni Tria, si éste no apoyaba a los elegidos por el Gobierno para dirigir compañías clave. Aun así, los síntomas de división en la tercera mayor economía de la zona euro sirvieron para recordar los acentuados riesgos en Italia, tras la reciente formación de un Gobierno de coalición entre la Liga y el Movimiento 5 Estrellas.

Los analistas de Bankinter advierten de que lo más importante en el corto plazo es que “los índices de volatilidad (VIX) se mantienen en niveles históricamente bajos, los resultados empresariales evolucionan positivamente y el BPA del S&P 500 crece a un ritmo del 20,8%, salvo excepciones, la macro vuelve a sorprender positivamente, especialmente en EEUU y el futuro sobre el crudo Brent, acumula una caída cercana al 9,0% en julio”.

Todo ello en una semana que culminará con la reunión de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del G-20 que tendrá lugar este fin de semana en Buenos Aires (Argentina).