El selectivo de la bolsa española comienza la sesión con ligeras subidas.  Con la atención en los resultados empresariales publicado – Atresmedia y Mediaset – y sin factores de riesgo en el horizonte, el Ibex35 suma un 0,2% en la apertura, hasta los 9.880 puntos. En el mercado de divisas, el euro dólar cotiza en las 1,2380 unidades con un barril de crudo que sube un 0,5% hasta los 73,86 dólares.

Los expertos de Link Securities hablan de una apertura al alza en los mercados, siguiendo con la estela de los mercados asiáticos, y de momento los factores de riesgo que habían venido pensando en el ánimo de los inversores – como la posible guerra comercial entre EEUU y China así como el incremento de las tensiones entre EEUU y sus aliados y Rusia en Siria – han pasado a un segundo plano con los inversores centrándose en los fundamentales macro y de las compañías cotizadas, que son bastante positivos.

Ahora hay que ver cuánto dura, dice la casa de análisis, pues como se ha demostrado “en cualquier momento solo un tweet podría hacer cambiar la situación”. Desde Alphavalue también recuerdan que ya son varios días en los que no hay declaraciones  que tensionen la geopolítica mundial, lo que lleva a los inversores a seguir relajados. Como venimos manteniendo desde AlphaValue, el fondo del mercado europeo es bastante atractivo (el PER para los próximos 18 meses de nuestra cobertura se sitúa en un muy razonable 14,68x, el precio/valor en libros, en 1,65, la rentabilidad por dividendos media se encuentra en el 3,68%, y el potencial de subida promedio de las casi 500 compañías europeas que tenemos en cobertura es del +9,22% a 6 meses vista), si bien, el momentum se está viendo muy afectado por el flujo de declaraciones y acciones geopolíticas.

En el plano más técnico, Alfonso Centeno, trader independiente y profesor del Máster de Estrategias de inversión apunta que entre la zona de 9.900 y 10.000 puntos pasa una directriz alcista rota, zona de resistencia que parece que alcance el selectivo, haciendo un pull back”. Sólo su superación, reconoce, haría pensar en un mejor aspecto de cara a las próximas semanas. (Ver: Análisis y futuro del Ibex 35 de cara al vencimiento)

En el plano empresarial, hoy se han publicado los resultados de Atresmedia, que ha reducido su beneficio un 26%, hasta los 21 millones de euros en el primer trimestre. Los títulos de la compañía se dejan un XX en la apertura.

También Mediaset  se ha confesado ante sus inversores. La compañía ha publicado un beneficio neto de 53,2 millones en el primer trimestre de 2018, que supone un 12% menos que el publicado en el trimestre del año previo. Los títulos de la compañía suben un 0,7% en la apertura, hasta los 8,4660 euros.

Los valores que más suben son Tecnicas Reunidas, que avanza un 0,99%  - hasta los 24,44 euros – REE, que eleva un 0,4% el precio de sus acciones – mientras que Viscofan eleva en algo más de seis décimas su precio, en los 8,4580 euros.

En rojo, los títulos DIA se dejan un 0,4% en la apertura – hasta los 3,7310 euros – mientras que IAG, BBVA o Bankinter cotizan planos en los primeros minutos de negociación.

En el mercado continuo...

Los valores que más suben en los primeros minutos de negociación son Tubos REunidos (+3%), Prosegur Cash y Renta 4, con avances de más de dos puntos porcentuales.

En terreno negativo, Audax lidera con pérdidas de más del 4% - hasta los 1,88 euros - seguido de VIdrala y NIcolás Correa, con pérdidas superiores al punto porcentual.

El petróleo volvió a subir con fuerza, alcanzando máximos de 2014. Ha comenzado a circular el rumor en el mercado de que la OPEP persigue volver a lanzar el crudo a los 100 $. El sector de recursos básicos y el de petroleras fueron los más alcistas en la sesión de ayer. En cambio, ayer destacaron las caídas de las automovilísticas por los malos datos de matriculaciones en Europa y el profit warning de Continental.

El FMI presentó ayer su Informe Global de Estabilidad Financiera (GFSR), en el que apunta a tres factores donde las dinámicas comienzan a ser preocupantes: las valoraciones de muchas clases de activos, el apalancamiento en los mercados emergentes y los desajustes de liquidez en dólares de los bancos no estadounidenses.