El Ibex35 cierra la semana en los 8264 puntos y contabiliza una pérdida del 3.7% desde el cierre del pasado viernes y del 0.9% en esta última sesión. Se cierra así una semana en la que la mirada ha estado puesta sobre los bancos centrales – especialmente EEUU por la posible retirada de los estímulos antes de lo previsto – y las dos colocaciones del Tesoro español. En el mercado de divisas, el euro en los1.2922  dólares con la prima de riesgo en los 302 puntos básicos. 

A pesar de experimentar un recorte de más del 3.7% en la semana, el Ibex35 no ha conseguido salir del rango en el que lleva inmerso cerca de un año, entre los 7800 y los 8400 puntos. El selectivo de la bolsa española coronó la penúltima semana del mes de mayo en los 8253 enteros, tras sufrir una caída diaria del 1%. Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión reconoce que “continúa el impulso a la baja que comenzó a la altura de zona de máximos anuales y el Ibex 35 pierde el soporte de corto plazo situado en 8.366. Comportamiento que incorpora momento negativo a corto plazo y que viene acompañado por amplias divergencias bajistas en el oscilador MACD. Pensamos que el próximo gran movimiento marcará la dirección a medio plazo del índice después de asistir a un rango tan estrecho y prolongado como el actual”. (Ver: Cartera de acciones. Sale Telefónica). Paula Hausmann, gestora de patrimonios de Agenbolsa se muestra algo más optimista a medio plazo al señalar que el Ibex35 será capaz de romper los 8500-8600 puntos. Tenemos ya la base hecha y nos falta la parte final, el cambio de confianza vendrá de la mano de las cifras macroeconómicas mejores respaldadas por el BCE”.

Y es que han sido los bancos centrales los principales protagonistas de la semana, especialmente en EEUU donde las últimas Actas del FOMC descubrieron las opiniones enfrentadas sobre si mantener, incrementar o pisar el freno de las políticas de expansión cuantitativas. Es esta última la que más volatilidad ha generado en el mercado. Además, en nuestro país el Tesoro español siguió con sus colocaciones de deuda – a corto y largo plazo- en las que consiguió su objetivo pero a un tipo de interés mayor, en el caso de las letras a tres meses. 

¿En el mercado? Poco más de lo mismo salvo la excepción de Bankia que de nuevo volvió a traer de cabeza a inversores y especuladores entre caídas de más del 50% y rebotes cercanos al 11%. Finalmente cerró la sesión en negativo, con lo que el próximo lunes comenzará a cotizar desde los 0.6570 euros por acción.
 
Volviendo al Ibex35, negativos también para Banco Sabadell que se convirtió en el más penalizado con recortes del 2.3% - hasta los 1.4520 euros por acción – acompañado de IAG  que vio  pérdidas de más del 2.4% en su cotización, hasta los 3.1800 euros-

Recortes que no discriminaron entre pequeños y grandes. De hecho, Santander y BBVA sufrieron pérdidas de más del 0.9%  en sus cotizaciones, hasta los 7.1090 euros y los 5.3060 euros, respectivamente. Telefónica perdió un 1.2% - hasta los 10.7250 euros – mientras que Inditex y Repsol comenzarán el próximo lunes desde los 97.75 euros y los 17.72 euros, respectivamente.

En positivo solo Iberdrola, de los grandes. La eléctrica subió un 0.12% y marcó en los 4.1870 euros su último precio. Por cierto, que es junto a Repsol una de las energéticas que habría que tener en cartera. Indra y Enagás acompañaron a la eléctrica en su camino por los positivos, con lo que el lunes comenzarán a cotizar desde los 10.5350 euros y los 19.5650 euros, respectivamente.