De más a menos. La renta variable española se desinfla a media sesión, pierde la cota de los 14.100 puntos y también el importante soporte de los 14.000. Pese al impulso inicial, los inversores toman conciencia de la caída de beneficio trimestral registrada por gigantes como Societe Generale o Fortis y, cómo no, del nuevo repunte del precio del crudo. Así, el Ibex 35 cede un 0,45 por ciento y se coloca en los 13.986 puntos en un día en el que Telefónica no es capaz de extender su optimismo y en el que se digieren importantes resultados empresariales, como los de Acciona o Repsol. El precio del crudo Brent sube - en concreto- hasta los 122,41 dólares, mientras que en el mercado de divisas el dólar recupera posiciones y coloca su cambio frente al billete verde en las 1,5465 unidades. Todo en una sesión en la que el resto de plazas europeas también se han dado la vuelta hacia terreno negativo.
Las bolsas de toda Europa se desinflan a media sesión y ninguna consigue evitar los números rojos. La culpa la tienen las cifras negativas que han mostrado algunos bancos europeos y el re-inicio de la tendencia al alza del precio del crudo. Y eso que la Agencia Internacional de la Energía ha vuelto a recortar sus previsiones de demanda de petróleo para 2008 –esta vez en 390.000 barriles diarios- además de advertir de que podría haber más recortes en el futuro. Dice este organismo que el elevado precio del petróleo caerá como una losa sobre la demanda y que las compras de las economías en desarrollo ya no podrán compensar este riesgo. Mientras el oro negro prosigue sus avances, el Ibex 35 ha dado un paso atrás y se ha alejado de los 14.000 puntos, un soporte que los analistas consideran fundamental para ver por dónde puede caminar el selectivo en el corto plazo. La bolsa española cede terreno a pesar del tono positivo de Telefónica y mientras “digiere” la confirmación de que el IPC armonizado ha bajado en tasa interanual en abril hasta el 4,2 por ciento y las cifras de compañías como Repsol o Acciona. Resultados empresariales El repunte del 0,79 por ciento de Telefónica, que descuenta un dividendo de 0,40 euros brutos, a media sesión no consigue que el Ibex 35 evite los números rojos, ni tampoco las alzas del 1,26 por ciento de Iberdrola y de más del 1 por ciento de REE. El buen tono de éstas en un día que se torna cada vez más bajista a medida que avanza la sesión y de Mapfre o Bankinter -con repuntes del 0,8 por ciento en ambos casos- no equilibra la balanza frente a retrocesos como los que sufre Abengoa. Ésta última cede un 1,81 por ciento, seguida de empresas como Sabadell, Gamesa o Grifols, todas ellas con descensos del 1,3 por ciento. Y también pesan a la baja el Santander y el BBVA (ceden un 0,7 y un 0,6 por ciento, respectivamente) y varias compañías que han presentado resultados trimestrales. Es el caso de Repsol, que retrocede un 0,98 por ciento a pesar de que la petrolera ha logrado un beneficio neto de 1.212 millones de euros en el primer trimestre del año, un 36,5 por ciento más, gracias al incremento del precio de su cesta de crudos y a la buena marcha del negocio de gas natural licuado. Además, la hispano-argentina ha situado su deuda en su nivel histórico más bajo, en los 2.357 millones de euros. Pero no han sido las únicas cuentas. También ha presentado resultados Acciona, que arrojan una mejora del 9,5 por ciento frente al primer trimestre de 2007 por la consolidación proporcional de Endesa -de la que posee una participación del 25,01 por ciento- y la favorable evolución de las divisiones de Energía, Servicios y otros negocios. El mal tono de divisiones como la inmobiliaria pesan más sobre el ánimo de los inversores y la compañía se deja en bolsa un 0,11 por ciento. Por lo que toca a Técnicas Reunidas - que ha ganado 32 millones de euros, es decir, un 35 por ciento más hasta marzo- repite la reacción en bolsa negativa y se deja a media sesión un 0,28 por ciento.