Las órdenes de venta se moderan a media sesión en la bolsa española, con lo que el Ibex logra recuperar la cota de los 14.700 puntos. Se coloca en los 14.720, al ceder un 0,4 por ciento. Pesos pesados como Repsol y Santander impiden una reacción más firme del Ibex desde los mínimos de la apertura, aunque es Sacyr Vallehermoso quien se coloca a la cabeza de los descensos, en una semana decisiva en su OPA por el 66 por ciento de Eiffage que aún no controla. Gas Natural nada a contracorriente, con alzas superiores al 2 por ciento.
Mandan las ventas en todas las plazas europeas, aunque la bolsa logra recuperarse desde los mínimos de la apertura. En el mercado aún resuenan los ecos del último cierre bajista de Wall Street y el temor a nuevas subidas de tipos no se aleja de las bolsas. Si a esto unimos el cierre a la baja de las bolsas asiáticas y las dudas renovadas sobre sector hipotecario de Estados Unidos, el resultado es la explicación a estos recortes. Miguel Paz, miembro de Unicorp Patrimonio, recuerda que “ya vimos la semana pasada que el soporte de los 15.000 puntos no funcionó por lo que el Ibex buscará su siguiente soporte significativo, que está en la zona de 14.350”. Este experto entiende que entre este nivel y el 14.500, debe entrar dinero suficiente para provocar un rebote.