La bolsa española comienza la sesión con recortes del 0,7 por ciento, con lo que pierde la cota de los 15.000 puntos, al situarse en los 14.921. La fuerte corrección de Wall Street, propiciada por el nuevo repunte de los bonos, arrastra a la baja a la renta variable de nuestro país. Ninguno de los componentes del Ibex logra escapar de los números rojos en la apertura.
Las constructoras, tras la recuperación de la última jornada, tiran a la baja de un mercado que acusa el cierre negativo de Wall Street. Ferrovial lidera los retrocesos, al caer más de un 2 por ciento. Entre los pesos pesados, los recortes más abultados son para el SCH, a la baja un 0,7 por ciento. Su gran competidor, el BBVA, cede un 0,65 por ciento en el día en el que celebra Junta Extraordinaria de Accionistas. En ella está previsto que se apruebe la ampliación de capital necesaria para afrontar la compra del estadounidense Compass. Precisamente los expertos opinan que es buen momento para comprar bancos de cara a la segunda mitad del año, debido al contexto de tipos de interés y teniendo en cuenta que los márgenes bancarios están en su peor momento.