El Ibex continúa con recortes a media sesión, pero logra moderarlos, de manera que incluso consigue superar la cota de los 14.800 puntos. La tranquilidad existente en los mercados, por la ausencia de referencias macroeconómicas y movimientos empresariales, focaliza el miedo de los inversores hacia los tipos de interés. El anuncio de compra de Iberdrola sobre la estadounidense Energy East no parece convencer a los inversores que acerca a la compañía al 2% de caída.
El Ibex cede un 0,28% a media sesión hasta los 14.808 puntos en una sesión “cortoplacista marcada por el trading y la volatilidad” asegura Alberto Roldán, Director del departamento de análisis de Inverseguros. La lateralidad en la que se mueve el selectivo, “en torno a los niveles de 15.400-14.700 puntos deja una sensación de pérdida de orientación y poca dirección clara en el mercado”.