El Ibex abre la última sesión de la semana con un recorte del 0,3% y marca en su primer movimiento en los 15.044 puntos a pesar del movimiento de las operaciones corporativas. Sin embargo, los comentarios de Greenspam y las alzas en los precios del crudo todavía pesan sobre los inversores.
Los inversores tratan de calmar el nerviosismo provocado por las declaraciones del ex presidente de la FED, Alan Greenspam sobre una previsión de caída en el mercado chino. Los mercados se estabilizan en niveles que los expertos consideran lógicos después de las fuerte revalorización en las últimas semanas. El Ibex no ha podido mantener los máximos que alcanzó en el ecuador de la semana, pero logra pasear por encima de los 15.000 puntos.