El Ibex abre con un descenso del 1,0% en los 11.814 puntos con tan sólo cuatro valores en positivo y en una semana de incertidumbre sobre los distintos movimientos empresariales y con una gran indefinición en la evolución de las referencias macroeconómicas.
El Ibex abre con un descenso del 1,0% en los 11.814 puntos con tan sólo cuatro valores en positivo y en una semana de incertidumbre sobre los distintos movimientos empresariales y con una gran indefinición en la evolución de las referencias macroeconómicas.