El Ibex abre con un descenso del 0,44% hasta los 11.395 puntos arrastrado por el mal cierre de los indicadores americanos y la subida de los precios del crudo, pero animada por la buena evolución de los resultados empresariales.
El Ibex abre con un descenso del 0,44% hasta los 11.395 puntos arrastrado por el mal cierre de los indicadores americanos y la subida de los precios del crudo, pero animada por la buena evolución de los resultados empresariales.