¡Vaya semanita! El Ibex 35 no ha terminado de levantar cabeza y, cuando se le ha ocurrido intentarlo, los accionistas de las financieras y la volatilidad le han propinado una buena colleja. Los valores que más han arrastrado al selectivo español esta última semana del mes han sido los bancos. Las incertidumbres sobre el sector no han gustado en la renta variable y esto ha terminado por arrojar a comprar en el sector energético.
Los bancos no han sido plato de buen gusto en la renta variable estos días. Los inversores les dejaban tirados tras un fin de semana complicado en el sector. El sábado el Banco de España intervenía CajaSur ante su riesgo de quiebra, a mediados de semana, CAM, Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura sorprendían con una repentina fusión, el el parqué las posiciones cortas en estos valores eran excesivas y, para colmo, acusaban a BBVA no lograba colocar una emisión de 1.000 millones de dólares en EE.UU. por el alto interés exigido . La frase “algo está pasando en el sector” retumbaba en las cabezas de los españoles y movía los cimientos de las financieras que cotizan en el selectivo. Así pues, a la cabeza de las bajadas encontramos en estos 5 días a Popular, Santander y Banesto. El primero se ha dejado en esta semana un 3,90%, la entidad cántabra un 2,44% y Banesto un 2,24%.

Y, si no quieres caldo, toma dos tazas. Si los bancos ya tenían problemas pendientes de resolver, ayer el Banco de España le echó más encima anunciando su intención de modificar el sistema de provisiones de la banca, lo que reduciría de media un 10% el resultado antes de impuestos de 2010. Si bien esto no tendría impacto importante para los grandes como BBVA, Santander y Banesto, para el resto sería todo un lastre estando como están sus cuentas actualmente pues, como afirma Soledad Pellón, analista de IG Markets, “las entidades pequeñas y medianas se encuentran peor que las grandes y de sufrir bajadas siempre tirarán más acusadamente que el resto”. En el caso de Banco Popular la experta de IG Markets traza “un soporte en los 3.75 euros nivel que todavía no ha roto. El valor se encuentra en mínimos de este año y es complicada su situación”.

Eduardo Vicho, codirector de EJD Valores también apoya la idea de que “BBVA y Santander son los que mejor lo han hecho, gracias a su diversificación geográfica y menor exposición a España” pero reconoce que “podrían experimentar correcciones en esta primera parte del año y, aunque la banca mediana no creo que pueda caer mucho más, el potencial de subida está limitado hasta que no se resuelvan las incertidumbres del mercado”.

Fijándose en la situación técnica de Santander, Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse, dice que “tras llegar a la zona de 12 euros, desarrollar un movimiento lateral y perderlo a la baja, comenzó un retroceso. Desde ahí podemos ver dos tramos simétricos. El primero de 11.74-8.48 euros y, tras alcanzar el 61.8% del movimiento bajista precedente, ha desarrollado un movimiento de dimensiones muy similares al anterior”. El valor ya ha tocado “la zona de objetivo potencial y, mientras se desarrolló un movimiento alcista que le llevó a alcanzar el 61.8% del movimiento bajista precedente, alcanzó un soporte y, a partir de ahí, los precios se giraron”. Martín recuerda que en los 9.75 euros hemos visto un retroceso hasta los 8 euros “y no descarto incluso volver a testear los mínimos del viernes negro”. El soporte del valor está en los 8-7.7 euros y la resistencia más cercana en los 8.80 euros. Si el valor lograr superarlo, “podría llevarle a los 9.40-9.50 euros, algo que es poco probable”. En caso contrario, “si pierde los 8.08-7.80 euros buscaría los mínimos precedentes y tendría como objetivos bajistas más ambiciosos los 6.70 euros, nivel que podría ser alcanzado en el medio plazo”.

Mirando a la cumbre y teñido de verde esta semana vemos a Iberia. La compañía de altos vuelos hasta el jueves se había revalorizado un 11,25% y sigue reinando en lo más alto del Ibex 35, ampliando también su revalorización anual al 17,03%. Además, Álvaro Blasco, director de Atlas Capital, dice que "las sinergias de la operación con BA son muy buenas y los precios objetivos de la mayoría de las casas de análisis se acercan, están o sobrepasan los 3 euros para el valor, por lo que podríamos estar con cierta tranquilidad, ya que ahora está en el entorno de los 2,29 euros. También hay que pensar que las cifras de ocupación de los últimos meses han ido aumentando y su línea de low cost le va a generar importantes beneficios". En el aspecto técnico Yosi Truzman, analista técnico, avisa de "que no va a subir más de los que suba BA ni viceversa por el actual canje de acciones. La revalorización de las últimas dos sesiones ha sido espectacular y en el muy corto plazo veo muy poco posible que suba dos puntos porcentuales, hasta la zona de los 2,35 euros", por ello, "hasta que no supere los 2,35-2,40 euros, no esperaría que siguiera avanzando y haría caja en el valor".

Le sigue ArcelorMittal, empresa cuyos hilos mueve el consumo y, con el crecimiento de la población mundial y la reactivación del consumo, sobre todo en los países emergentes y Asia, los inversores parecen confiar en el valor. La acerera a jueves se había revalorizado ya un 5,36%. Blasco considera que "esta acción no va a estar exenta de volatilidad pero, a estos niveles, es una inversión muy interesante". Técnicamente "se ha formado un suelo, el rebote ha sido muy fuerte, subiendo hasta un 15% en tres sesiones, (de 22 a 25 euros), pero no hay que tener especial pris. Habría que esperar a que el valor se acercara a los 24 euros, algo muy posible por su extremada volatilidad y, si llega a 24, lo compraría con un stop en el hueco alcista que dejó abierto esta semana en los 23,15 euros, pero podría subir perfectamente a niveles de 28 euros", afirma Truzman.

Pero, si hay un sector que esta semana se ha llevado la palma es el de las energéticas. Encontramos a Iberdrola y Acciona en tercera y cuarta posición en el ranking de los que más suben con respectivas alzas del 4,46% y 4,41%. La razón de este avance podría estar en que “las energéticas es un sector interesante porque suele ser menos volátil que los índices en los que cotiza, por ejemplo Iberdrola, que tiene una volatilidad inferior al Ibex 35, lo que nos gusta, junto con su rentabilidad por dividendo, que es interesante, y su ROE, superior a la media,”, Eduardo Vicho, codirector de EJD Valores. Además, Société Générale emitía una mejora de consejo sobre la compañía de Ignacio Sánchez Galán de mantener hasta comprar.