La bolsa española, que hoy abrió en rojo, subía al mediodía el 0,16% y rozaba los 11.800 puntos, animada por las inmobiliarias y energéticas que subían como la espuma tras las últimas novedades en la vorágine de operaciones empresariales que afecta a ambos sectores.
Entre los grandes valores del mercado español, destacaba la subida del 1,91% de Endesa, hasta los 26,72 euros, tras la aprobación con condiciones de la opa del grupo alemán E.On por parte de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), que entre otras condiciones, impone que la eléctrica se desprenda de 7.000 megavatios de potencia en España. Gas Natural, afectada por la decisión de la CNE, subía el 2,43%, después de haber sido castigada últimamente por el mercado anticipando el desembolso que tendría que hacer para comprar Endesa, según los analistas, que apuntaron que, además, podría quedarse con parte de los activos de los que se desprenderá la eléctrica.