La demostración clara de que la banca pesa se ha vivido al cierre de este miércoles, entre otras cosas, porque vive expectante de que el Gobierno decida pedir un rescate. Abengoa ha llegado a protagonizar a primera hora un espectacular repunte del 50%, pese a que modera su subida al cierre. Con los grandes en rojo, el Ibex 35 trata de aguantar en el 7.800 con escaso volumen de negocio. Cierra con una caída del 0,51%. 

La EBA no ayuda desde luego a que la situación mejore. A media hora del cierre del mercado se ha conocido que la Autoridad Bancaria Europea se muestra favorable a mantener la exigencia de un core capital del 9% para el sector financiero comunitario.

El escenario europeo no varía y Alemania este miércoles ha mostrado su respaldo al Gobierno de Mariano Rajoy a la hora de pedir finalmente el rescate para el estado una vez conocidas las necesidades del sistema bancario nacional. Toda la jornada bursátil ha venido marcada de suaves movimientos que han dado paso a un ligero –también- repunte en el mercado de deuda. La prima de riesgo sube hasta los 435 puntos básicos (casi siete puntos más que ayer) con un bono español a diez años que sigue contenido por debajo de la rentabilidad del 6%. Hoy se coloca en el 5,77% con una subida del 0,6%.

La mañana arrancaba con crónicas en las que brillaba Abengoa. La compañía ha puesto en circulación más de 430 millones de acciones de clase B con lo que prepara el camino para su debut en la Bolsa de Nueva York. Con esta ampliación, los accionistas recibirán cuatro nuevas acciones clase B por cada una de las acciones de las que sean titulares y se establece un derecho de conversión voluntaria de las acciones clase A en acciones clase B. ¿El resultado? Un repunte superior al 50% que se ha reducido hasta el 26% en los 3,58 euros a cierre de mercado.

Dentro del mapa financiero comienzan a despertarse las primeras voces en busca de presa. BBVA ha asegurado que “seguirá mirando todas las opciones” y lo ha dicho de la mano del director general de BBVA para asuntos legales, Eduardo Arbizu en una conferencia de Ahorro Corporación celebrada en ESADE. Arbizu asegura sentirse “muy satisfecho”, además, con la integración de Unnim. Los rumores de fusión –o integración- apuntan directamente a CatalunyaCaixa con el objetivo de fortalecer su presencia en suelo catalán. Hoy cierra con una caída del 1,30%, exactamente igual que el Banco Santander que pierde otro 1,21%.

Las mayores caídas, de hecho, corresponde a la banca dentro del Ibex 35.Banco Popular encabeza las pérdidas con un recorte del 4,68%, seguido de Bankia, a la baja otro 2,34%, y del Banco Sabadell que cede un 2,29%, entidad que hoy ha asegurado que el banco malo “no lo quiere ni el sector ni el Gobierno”, pero hay que hacerlo con premura.

Boni Aguado, de Banco Echeverría, asegura que “el recorte” de hoy “del sector financiero viene propiciado por el informe de Oliver Wyman de la semana pasada.

En todo caso, el experto considera que las caídas no deberían afectar a los grandes, esto es, “BBVA, Santander y Caixabank” puesto que “a la vista han quedado sus balances” y no justifican los descensos.

Los dos grandes blue chips hacen del selectivo nacional el único que cierre en terreno negativo.Inditex pierde esta jornada un 1,41%, mientras que Telefónica hace lo propio otro 0,43%.

En la zona verde de la tabla, además de Abengoa, encabezan las ganancias IAG, con una subida del 1,9%, que este miércoles ha dado a conocer el incremento del 8% en el tráfico de pasajeros durante el mes de septiembre; seguido de Mediaset que sube otro 1.61%. Hoy, sin embargo, el broker de Nomura recomienda 'infraponderar' a un precio objetivo de 3,25 euros la acción. 

En Europa, sin embargo, la jornada ha sido bastante plana a pesar de que plazas como la parisina consiguen colarse del lado de las ganancias. No así el Dax Xetra germano que pierde muy ligeramente, pese a que mantiene los 7.300 puntos. En todo caso, los inversores han pasado por alto las palabras del Fondo Monetario Internacional que vaticinan que la crisis permanecerá con nosotros otros diez años, como mínimo hasta 2018.

El par euro/dólar se encuentra en el 1,2908 una jornada más en medio de Wall Street pendiente del primer cara a cara entre los dos candidatos presidenciales, Barack Obama y el republicano Mitt Romney. Aún así, el empleo ha concedido un respiro este miércoles con un dato mejor de lo esperado por el ADP que lleva a la bolsa neoyorquina a las ganancias.