Segunda jornada consecutiva de subidas en la renta variable europea que, al ritmo del 0.17%, deja en los 8.391 puntos al Ibex 35. Una revalorización que llegó de la mano de los bancos – especialmente Bankinter y Banco Sabadell, que contabilizaron subidas de más del 4% – en tanto que Repsol y Acciona fueron los valores más penalizados de la sesión. En el mercado de divisas, el euro-dólar se movió a favor del dólar el día que Ben Bernanke describió como "frustrante" la recuperación de la economía estadounidense. El par en los 1.30 dólares.
Se vuelve a contar de nuevo con las palabras de la FED estadounidense. Ben Bernanke reconoce que la recuperación estadounidense está siendo “frustrantemente” lenta un día después de anunciar que seguirá con su política de tipos “excepcionalmente” bajos. El mandatario de la Reserva Federal volvió a hablar del sector financiero estadounidense señalando que los bancos comunitarios, concentrados en los créditos locales, habían mostrado signos positivos como demostraba el hecho de que "los beneficios habían sido considerablemente más altos en 2011 que en el año previo". Sin embargo, la lenta recuperación reduce las oportunidades para los préstamos rentables.

Sin embargo, es en el sector financiero español donde están los grandes protagonistas de la sesión. Banco Sabadell y Bankinter fueron líderes de la jornada, al sumar más del 4.4%, hasta los 2.49 euros y los 4.71 euros, respectivamente. Lo hicieron en un día en el que Bankia anunció la venta de su participación del 4,193% en BME por un importe que rondaría los 70.12 millones de euros, a razón de 20 euros por acción, según ha informado la entidad a la CNMV. Una operación que le produjo subidas en la jornada: una revalorización del 0.4% que le llevaron a los 2.97 euros. Y que ponen la vista sobre el resto de valores que tiene la compañía en cartera “como IAG (+1.91%), NH Hoteles o Indra (-0.3%)  que podrían sufrir presiones a corto plazo”, reconoce Alejandro Varela, gestor de fondos de Renta 4. Este experto reconoce que la entidad no se deshará de aquellas participaciones que aporten un dividendo estable y cierta estabilidad.

Quizás por ello, BME sufrió más del 1,3% de caída en la sesión, hasta los 20.09 euros. Sin embargo, no fueron los mayores negativos. Ese puesto se lo repartieron entre Repsol y Acciona, con pérdidas de más del 2.5% en sus cotizaciones, hasta los 18.98 euros y los 56.83 euros, respectivamente.

Del resto de grandes valores, Banco Santander cerró la sesión en positivo. Una revalorización del 0.6% que le llevó a los 6.21 euros. BBVA subió un 0.14% y marcó en los 6.50 euros su último precio. Telefónica cerró plano en los 12.62 euros en tanto que Iberdrola se decantó por el lado positivo y, con apenas un 0.05% de revalorización, marcó en los 4.40 euros su último precio.