Los temores sobre los diferenciales lastran la jornada del Ibex 35, que llegó a situarse con alzas del 2%, para cerrar en los 9.352 puntos tras dejarse un 2.93% y es que la creciente inseguridad sobre la calidad de la deuda griega y su posible contagio a países como España, Portugal, Irlanda e Italia, sigue afectando al mercado de deuda. En cuanto al mercado de materias primas el brent, barril de referencia en Europa, se sitúa en el entorno de los 81 dólares, mientars que el euro sigue si particular caída libre y se queda en los 1.26 dólares.

La reunión del BCE, lejos de calmar a los mercados de deuda de los países periféricos del euro, ha provocado una nueva oleada de venta de sus bonos al saber el mercado que el Banco Europeo no ha abordado el plan para comprar deuda gubernamental. Además, el FMI ha urgido a España, Irlanda y Portugal para que apliquen "rápidamente" sus planes de ajuste fiscal.

Con todo esto los bancos siguen sufriendo importantes recortes y es que el BBVA y el Santander se han dejado hoy 4.76% y un 4.59%. Y no son los únicos, la banca mediana también protagoniza hoy importantes pérdidas ya que Banco Popular se deja al cierre un 5.67%, siendo el segundo valor que peor se ha comportado mientras que Banesto se deja un 3.94%.

También pérdidas para los demás grandes del parqué, Telefónica se deja un 2.33%, Iberdrola un 2.44%, Repsol un 2.45%.

Tan sólo dos valores han acabado la jornada en positivo, Bolsas y Mercados que se apunta un ligero 0.19% y Gas Natural que pese a operar prácticamente plano, se apunta un 0.04%.

En cuanto al mercado continuo las alzas más abultadas son para Prosegur, Nicolás Correa y Montebalito mientras que el lado negativo es para Vueling, Inbesós y Prisa