El Ibex 35 ha cerrado prácticamente plano con un alza del 0,06%, en una jornada que prometía más. A pesar de haber tocado los 10.800 puntos las ganancias se han ido suavizando a medida que los bancos han ido tocando la zona roja de la tabla. En cuanto al mercado de materias primas el barril de referencia en Europa, el brent se sitúa en los 96 dólares mientras que el euro cotiza sobre los 1,36 dólares.
Las dudas previas a las conclusiones que se saquen de la reunión de la FED han lastrado los intentos del Ibex de acabar sumando algo significativo; y es que hoy se ha visto en el parque un alza que llegaba hasta los 10.800 puntos, cota que se ha rebajado notablemente al cierre lo que deja al mercado español como el más débil de Europa.
 
Los bancos que parecían digerir los recortes de ayer provocados por el nuevo programa del gobierno han cerrado la sesión en negativo. En concreto el Banco Santander se ha dejado un 0,94% mientras que el BBVA ha cerrado plano.
 
Entre los grandes valores destaca Repsol. Un hallazgo de petróleo en una concesión en la que participa en Brasil le proporcionado un rebote hoy del 2,13%.

Otra de las protagonistas era ArcelorMittal. La escisión de la división de acero inoxidable de ArcelorMittal y la constitución de Aperam han sido aprobadas, con lo que las acciones de ArcelorMittal cotizarán con el ajuste de dicha escisión (una acción de Aperam por cada 20 de ArcelorMittal). Los títulos de la empresa cierran con un 7,18% de repunte.

Entre los peores de la jornada encontramos Endesa, Enagás e Iberdrola Renovables que se han dejado un 2,40% la primera mientras que las otras dos recortan por debajo del 2%.

En el mercado continuo las alzas más importantes destacan Metrovacesa, Montebalito y Renta Corporación, mientras que los recortes están liderados por Baviera, Fluidra y Reyal Urbis.