Sin dudas. El Ibex 35 comienza a dejarse llevar por la tendencia del resto de plazas europeas y poco a poco, se pasa a terreno negativo. La renta variable española- que ha comenzado la sesión con un definida subida del 0,7%- se deja un 1% y cotiza en los 6.950 puntos. Una tendencia que, según los expertos perdurará hasta la publicación de los datos de empleo en EEUU. Grandes bancos y banca mediana vuelve a ser lastre del mercado al calor de la rebaja de estimación otorgada por JP Morgan. En una jornada en la que el euro cotiza en las 1,2671 unidades y el barril de crudo se vende por 44,97 dólares.
Poco ha tardado el selectivo de la bolsa española en seguir la estela del resto de plazas europeas. Dejando de lado las subidas con las que ha comenzado la sesión, el Ibex 35 cotiza con pérdidas del 0,54% que le lleva a los 6.988 puntos. Una caída que de nuevo vuelve a presentar al sector financiero como principal lastre. Y es que JP Morgan ha vuelto a ‘golpear’ a las entidades medianas al considerar que éstas tendrán que aumentar sus previsiones de créditos morosos. En concreto ha rebajado el precio objetivo de Banesto- valor más penalizado de la sesión con caída del 3,37%- hasta los 5,6 euros. Banco Popular cede un 1,48% cuando el broker estadounidense le ha rebajado hasta 3,2 euros mientras que Bankinter supera el 0,6% de caída y alcanza los 6,20 euros, cerca de los 5,2 euros estimados por JP Morgan. Y aunque sobre los grandes bancos el broker hoy no se ha pronunciado, BBVA y Santander optan por cotizar en ‘números rojos’. BBVA pierde un 2,87% mientras que la entidad que preside Emilio Botín retrocede a un ritmo del 2,56%.

Gráfico Ibex 35





Caídas que poco tienen que ver con las de Abengoa. Pierde más del 3,7% el día que su filial Telvent ha sido adjudicatario de un contrato de gestión del centro de control de tráfico de Valladolid por un importe de más de 5 millones de euros. Con una caída del 2,55% le secunda Gas Natural mientras que en la ‘canción bajista’ también baila Gamesa. El fabricante de aerogeneradores ha recibido una rebaja de estimación por parte de HSBC hasta neutral – desde sobreponderar – y cotiza con pérdidas del 1,64% el día que su homólogo europeo – Vestas- también ha recibido rebaja de estimación. La situación no pinta bien y no lo hace para casi ninguna compañía. Inditex pierde un 1,13% después de que Goldman Sachs ha sacado a la compañía de su lista de valores preferidos.

Quien no parece ‘acompañar’ al mercado es Grifols. El fabricante de hemoderivados repunta más del 2,3% gracias al aluvión de recomendaciones de compra que se acumulan sobre el valor. Jp Morgan, Goldman Sachs y UBS han advertido de que la fuerte penalización que ayer vivió la compañía no está justificada por fundamentales y estiman que es un valor con atractivo potencial. Sobre la compañía, ganancias de Iberia y Acerinox, que superan el 2,5% de revalorización. Telefónica da su ‘voto particular’ a la tendencia alcista del selectivo y sube algo más del 0,2% de revalorización.

En el continuo español, CAF se revaloriza algo más de medio punto porcentual tras ser adjudicatario de un contrato para la construcción de 103 tranvías en Estados Unidos y ocuparse durante 8 años de su mantenimiento por un importe aproximado de 320 millones de dólares.

No corren la misma suerte los títulos de Almirall que pierden más del 4% tras fijar un nuevo calendario para el registro del bromuro de aclidinio para el tratamiento de la EPOC en Estados Unidos. Una caída superada por NH Hoteles que pierde un 4,2% después de anunciar que no repartirá dividendo con cargo a los resultados de 2008.

En el resto de plazas europeas, el FT-100 logra mantenerse plano. En sus filas, LLoyds supera el 5,7% de revalorización el día que el Tesoro Británico podría cerrar con la entidad el acuerdo por el que el Estado garantizaría 258.000 millones de libras de activos tóxicos del banco y aumentaría hasta el 70% su participación en la entidad. El CAC-40 retrocede un 0,91% y marca los 2.546 puntos. Air France supera algo más del 0,1% de subida tras anunciar que su cifra de tráfico de pasajeros descendió en febrero por un deterioro del clima operativo. En términos ajustados, su cifra de tráfico de pasajeros cayó un 2,6% interanual en febrero, transportando a 4,8 millones de pasajeros. El Eurostoxx 50 pierde un 1,15% y no se deja contagiar por el más del 20% de subida que experimenta Fortis, que cotiza el anuncio de una pérdida neta de 6.000 millones de euros, mayor de la prevista.