Si la sesión de la bolsa española se midiera tan solo por la evolución del selectivo, parecería que hoy es uno de esos días en los que no ha pasado nada, pero la actualidad ha estado repleta de referencias, tanto empresariales como macroeconómicas.

El índice español ha cerrado la sesión en 9.900 puntos, tras ceder apenas un 0,01%.  Las acciones que mejor se han comportado han sido Técnicas Reunidas e Indra , con avances de un 3,99% y de un 1,89%.

La compañía de ingeniería ha publicado hoy una caída de resultados de más de un 54%, pero a los analistas les han convencido las cifras. Manuel Pinto, analista de XTB, afirma que “tras la publicación de sus resultados anuales, la compañía ha conseguido ir de menos a más durante la sesión rompiendo la tendencia lateral que mantenía durante este mes de Febrero, que le permite consolidarse como el mejor valor del día”, En su opinión, “tras las altas expectativas con las que empezó el ejercicio pasado, la incertidumbre en el valor tras confirmarse la cancelación de diferentes proyectos en Oriente Medio, y la continua devaluación del dólar, moneda en la que están representados gran parte de sus adjudicaciones, la situación no era la más favorable  para el inversor. Sin embargo, el buen arranque de año en volumen de contratos, un precio de petróleo con expectativa bajista, y una apreciación del dólar por futuras subidas de tipo por parte de la FED, sirven como catalizadores importantes en el valor”.

InmobIliaria Colonial y DIA, por otro lado, han sido los valores que peor lo han hecho, con descensos del 2,49% y del 1,59%, respectivamente. Entre las grandes, Santander ha avanzado un 0,69%, BBVA se ha dejado un 0,13% y Telefónica ha cedido un 0,87%.

Además de  la batería de resultados conocida durante la sesión, Bankia también ha protagonizado la sesión con la publicación de su plan estratégico para los próximos tres años. El consejero delegado de la entidad,  José Ignacio Goirigolzarri, consejero delegado de la entidad cree que es buen momento para que el Estado venda otra parte del banco. La entidad ha presentado su nuevo plan estratégico para los próximos tres años. Planea repartir 2.500 millones de euros en dividendos y un beneficio de 1.300 millones de euros en 2020.

Los expertos de Renta 4 señalan que “la cotización de Bankia ya tenía descontado en precio la posibilidad del reparto de dividendo extraordinario derivado del exceso de liquidez así como una mejora de las sinergias de costes previstas. No obstante, los objetivos del plan nos parecen ambiciosos, tanto en términos de volumen de negocio en un contexto de elevada competencia como de crecimiento de ingresos por la falta de visibilidad de la recuperación del Euribor. Nos reiteramos en nuestra recomendación de mantener”, comentan estos analistas.

La gran sorpresa ha venido del continuo, donde Duro Felguera ha anunciado que podría estar a punto de cerrar un plan de refinanciación de su deuda y la entrada de nuevos inversores lo que, de hecho, significaría poder dar esquinazo a la demanda de concurso de acreedores que ha solicitado uno de sus principales accionistas. Aunque en algunos momentos, la compañía ha llegado a subir más de un 20%, al final ha cerrado con alzas del 9,74%, en 0,38 euros.

El experto de XTB apunta que “desde luego el mercado ha ido descontando desde la apertura de sesión, que el acuerdo de refinanciación puede ser inminente durante los próximos días. A pesar de ello, la firma de ingeniería asturiana, sigue estando lejos de ser una compañía que mantenga cierta estabilidad, y que pueda tener alguna revalorización en su valor que no sea con carácter meramente especulativo. La continua rebaja en su cartera de pedidos, tras la cancelación de diversos acuerdos y el excesivo incremento de su deuda a corto plazo, han sido las principales losas en un valor que pierde más del 50% en el último año”.

Como no podía ser de otra manera, el primer discurso de Jerome Powell como presidente de la FED ante el congreso ha mantenido al mercado en vilo. El presidente de la autoridad monetaria estadounidense confía en el aumento de los precios y en llegar al objetivo de inflación del 2% en el medio plazo. Considera que la FED puede seguir subiendo tipos sin alterar la economía y, de hecho, cree que su objetivo debe ser estimular el crecimiento sin favorecer el recalentamiento. En este entorno, los mercados  han asistido a un nuevo repunte de la rentabilidad del bono a 10 años por encima del 2,9%.

 

Rentabilidad del bono americano

 

Pinto comenta que los mercados han asistido a un “discurso de continuidad, que anuncia una subida gradual en los tipos de interés al calor de un crecimiento estable en la economía americana. De momento si esperamos que la Reserva Federal empiece a subir los tipos de interés en el próximo mes de marzo, pero el principal factor que tendremos que ir analizando es la evolución de la inflación, y si esta se disparase en algún momento por encima del 2%, podríamos ver un endurecimiento que pudiese llevar al nerviosismo en los mercados de renta variable”.

Por el momento, los mercados de Wall Street –salvo el Nasdaq- mantienen las subidas.

En este juego de políticas monetarias, el presideente del Bundesbank, Jens Weidmann, ha comentado que si la recuperación económica continúa y la inflación sube, "no hay razón para no terminar el programa de compras este año". El posible sustituto de Mario Draghi al frente del BCE no descarta que el BCE pueda subir tipos el año que viene.

Los mercados han hecho más caso a Powell y el Euro se ha debilitado frente al dólar y cotiza por debajo de 1,23 unidades.

 

EURUSD