Los mercados europeos han ido de más a menos y han cedido en la última parte de la sesión prácticamente todo lo que habían ganado durante toda la jornada.  En Europa, tanto el FTSE 100, DAX y CAC 40 han alcanzado máximos de una semana, pero al final los inversores han decidido recoger parte de esos beneficios. El selectivo español ha terminado en 9.714 puntos, con una del subida del 0,30%.

Hasta que las bolsas han comenzado a desinflarse, la mayor parte de la jornada había estado marcada en España por el tirón de la banca y las compañías industriales y un sector eléctrico que actúa como lastre y todo, dicen los expertos, está relacionado con el dato de inflación conocido el miércoles en Estados Unidos.

Nicolás López, analista de MG, explica que el dato de IPC publicado ayer en EEUU provocó un nuevo tirón al alza de las rentabilidades de los bonos que, aunque en menor medida, se ha trasladado a Europa. "El efecto en la Bolsa es que los inversores siguen reduciendo posiciones en los sectores defensivos cuya valoración es más sensible a los tipos de interés como eléctricas, telecos o Inmobiliarias. Por el contrario sectores como el financiero se beneficiarían en la situación actual de una mayor pendiente en la cueva de tipos (diferencia entre tipos a corto y largo plazo). En general los sectores más sensibles al ciclo económico serían más atractivos que los defensivos en un escenario de fuerte crecimiento de la economía y endurecimiento de la política monetaria".

En este contexto,  las compañías que mejor lo han hecho hoy dentro del selectivo han sido Ferrovial y Arcelormittal, que se han apuntado un 1,59% y un 1,29%, respectivamente. Por el contrario, Técnicas Reunidas y Acciona han sido las que más han caído, con descensos del 1,71% y del 1,8%, respectivamente. Entre las grandes, Banco Santander ha subido un 0,44%, BBVA se ha apuntado un 0,36% y Telefónica ha terminado con una subida del 0,20%.

Con respecto al índice, Juan Enrique Cadiñanos, reponsable de Admiral Markets en España apunta que “sigo viendo los 9.800 puntos como resistencia y 9.500 puntos como zona de soporte, veremos las próximas referencias macroeconómicas”, señala el experto.

La sesión ha estado marcada con el plan estratégico de Siemens Gamesa. El fabricante de aerogeneradores ha presentado sus guías empresariales para los próximos tres años casi un año después de cerrar su fusión.  Destaca que prevén reducir los costes en 2.000 millones de euros y acelerar el programa de sinergias.  Con esto esperan incrementar el ebit (beneficio operativo) entre un 8 y un 10%, frente a las estimaciones iniciales del 7-8%. En este entorno, la compañía prevé incrementar el dividendo hasta el 25% del beneficio anual.

Para Cadiñanos, “el plan de Siemens Gamesa está bien porque tiene buenas medidas de corto plazo y también para medio, obviando un poco la parte de largo plazo, ya que es algo que ahora mismo no aporta en absoluto”. Desde un punto de vista técnico, el experto apunta que el valor “intenta superar niveles de resistencia y su próximo objetivo, en 13,15 euros parece cada vez más cercano y realista”, indica el experto.

Wall Street ha ido y venido durante toda la sesión, con subidas y bajadas en muchos momentos. Parece que se está asimilando el dato de inflación y, además, la volatilidad continúa cayendo.  Y eso que los datos de hoy reafirman la idea de las presiones de los precios. Los precios a la producción se han situado en el 2,7% frente al 2,5% esperado por el consenso.

Los datos de peticiones iniciales de subsidios de desempleo, el dato semanal que mide la salud del mercado laboral también han sido positivos.  En concreto, el número de americanos que pide subsidios ha rebotado desde mínimos de 45 años la semana pasada, aunque sigue indicando presiones en el mercado laboral. En concreto, se incrementaron en 7.000 hasta 230.000, en línea con las estimaciones.

La rentabilidad del bono americana sigue muy cerca del 2,9%

Renta

Ni tan siquiera estos datos presionan al dólar y el EURUSD sigue subiendo hasta 1,248. Los analistas han mirado con atención el dato de inflación en España que ha caído desde el 1,1% en diciembre hasta el 0,6% en enero. Eso hace temer en una caída de la demanda.

En el mercado de divisas sigue subiendo el oro hasta 1.353 dólares la onza y el Brent cae hasta 63,67 dólares por barril.