El Ibex 35 se da la vuelta y comienza a cotizar en positivo. Una revalorización del 0,5% que le vuelve a plantear el objetivo de los 7800 puntos. Argumentos a favor, pocos. De hecho todavía resuena en el mercado la rebaja de calificación de s&P sobre la deuda española - ahora las miradas apuntan a Moody´s- mientras que sigue sin solicitarse formalmente el rescate que piden los mercados. Los expertos avisan, si a corto plazo se recupera ese nivel, se podrá especular en el índice.
Poco, o más bien nada, ha cambiado el escenario con el planteado en las últimas jornadas. Al menos en el plano económico. Una salvedad, la rebaja de calificación de la deuda española que realizó esta semana S&P hasta BBB-, una decisión que genera dudas sobre si Moody´s seguirá el mismo camino y pasará a otorgar el grado de “especulativa” nuestra deuda. Noticia que pone aun más entre las cuerdas al Tesoro Español y aquellas compañías que están más endeudadas.

Por encima de 7830, especulamos

¿Y al Ibex 35? Si algo ha demostrado el selectivo en los últimos meses es que, va por libre. De hecho, tiene pocos argumentos para subir y, sin embargo, hoy a pesar de ser festivo – con el poco volumen que suele ser habitual- se da la vuelta y comienza a cotizar más cerca de los 7800 puntos. Un nivel que “en caso de no superar revertirá en caídas en el Ibex 35”, advertía José Luis Cava, analista técnico independiente. De hecho, ya lo vimos ayer. En este nivel “los especuladores más agresivos están preparados para vender. En este momento, está sobrevendido tras cuatro días de caídas. Ha rebotado en una zona de soporte. El soporte está en la zona de 7.600 puntos que se corresponde con los máximos del 20 de agosto”. Luis Lorenzo, de Dif Broker reconoce que “la pérdida de los 7700 puntos en precios de cierre deja la puerta abierta a los 7,200 puntos, un nivel que creo que visitaremos”.

Eso sí, en caso de que se superen los 7.830, “volvemos a comprar pero para especular en el intradía. Sólo para especular pues si ustedes quieren estar tranquilos es mejor estar fuera del Ibex”, reconoce Cava. Para estar más tranquilos, los expertos reconocen que los 8.200 puntos son el nivel de referencia clave. Romper los 8.200 puntos “le llevaría hasta zonas de 8.500 puntos, un nivel que creo que lo menos probable”, explica Lorenzo. Una opinión con la que coincide Miguel Méndez, de Big Deal Capital al confirmar que “si el mercado europeo se recupera y España finalmente solicita el rescate, habrá fuertes subidas en el selectivo español. El nivel de 8.500 puntos es el objetivo una vez confirmados los 8.200 puntos”.

Más a largo plazo, “el bosque es bajista. La serie de precios conserva una estructura de máximos / mínimos decrecientes que une el techo de 2007 y 2011. El movimiento desarrollado desde mínimos anuales solo puede tratarse de un rebote mientras no adquiera mayor fuerza y asistamos a consolidaciones por encima de la directriz bajista de largo plazo trazada en el gráfico”, reconoce Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de Inversión. Este proceso de reversión no es novedoso (ver ventana central del gráfico) y se debe tratar como un diente de sierra dentro de la tendencia bajista primaria. (Ver: Mala combinación, calma dentro de la tendencia bajista)