La bolsa española se daba la vuelta a mediodía tras una tímida apertura alcista y su principal indicador, el Ibex-35, se teñía de rojo, arrastrado por algunos de los "pesos pesados" del mercado.
De esta forma, a las 12.00 horas, el Ibex-35 se dejaba 19,50 puntos, equivalentes al 0,14%, y se situaba en los 14.070,90 enteros, en tanto que el Indice General de Madrid perdía 0,08 puntos, o el 0,08%, y alcanzaba los 1.531,74 puntos. Por su parte, el indicador tecnológico Ibex Nuevo Mercado, ajeno a todo pesimismo, seguía en positivo y lograba un avance del 0,36% que lo situaba directamente en los 3.207,20 enteros. Las principales plazas europeas no se ponían de acuerdo a media sesión, ya que Londres cedía el 0,33% y Milán, el 0,27%, mientras París y Fráncfort se desmarcaban con ganancias del 0,03 y del 0,02%, respectivamente. Mientras tanto, los valores con más peso del mercado español no se ponían de acuerdo sobre la tendencia a seguir, ya que Santander y Telefónica -los más "pesados"- avanzaban el 0,14 y el 0,26% respectivamente, pero el BBVA cedía el 0,47%, Endesa, el 0,36% y Repsol YPF, el 0,04%. Entre los valores del Ibex, el que peor se comportaba a media sesión era Iberdrola, que retrocedía el 2,19% tras reconocer que ha mantenido contactos con la eléctrica Scottish Power, aunque afirma que no ha presentado una opa sobre ella.