Los mercados han tenido hoy dos protagonistas que, además, han ido de la mano, el euro y Mario Draghi, el presidente del Banco Central Europeo (BCE). Su discurso durante la rueda de prensa posterior a la decision de mantener los tipos ha sonado demasiado optimista a los inversores  que han disparado la moneda europea por encima del nivel de 1,25, sus máximos desde finales de 2014. En un escenario como el que descuenta el mercado la banca es uno de los principales ganadores y eso ha permitido al Ibex 35 zafarse de las caídas que han azotado a otras bolsas del continente y volver a acercarse a la cota de 10.600 puntos. El selectivo español ha terminado en 10.595 puntos, tras apuntarse un 0,31%.

Paul Brain, director de renta fija ent Newton IM, de BNY Mellon IM cree que la reacción del euro se puede explicar. “El euro ha subido otra vez y los bonos han caído lo que sugiere que el tono general del mercado ha tenido una perspectiva más hawkish. Esto probablemente se debe a la optimista descripción de la economía y a la posibilidad de que la inflación alcance su objetivo”

Continuamos creyendo que habrá un movimiento muy gradual a la hora de reducer la política expansiva que se va a producir durante este año. Dada la recuperación de la economía no nos sorprendería que el BCE parara el QE al final del actual periodo que concluye el 18 de septiembre. Dicho esto, el mercado tiene una perspectiva optimista sobre los tipos. Con el desempleo todavía alto, la baja capacidad de utilización y la fortaleza del euro, el BCE considerará que puede esperar hasta mediados de 2019 antes de subir los tipos. Dicho esto, nada parará las conversaciones sobre subidas de tipos justo después de que el QE termine”, afirma el gestor.

En este contexto, los bancos del Ibex se han convertido en los valores que mejor se han comportado durante la sesión.

Bankinter se ha apuntado un 5,27%, Caixabank se ha revalorizado un 2,97%. Por el contrario, Siemens Gamesa ha cedido un 3,50% e IAG ha cedido un 2,44%, conviritiéndose en las dos peores cotizadas del Ibex. Entre las grandes, Banco Santander ha avanzado un 1,57%, BBVA ha conseguido subir un 1,62% y Telefónica ha caído un 0,17%.

Además, del optimismo monetario, el banco ha celebrado la publicación de un beneficio récord en 2017. El banco ganó 495,2 millones de euros, una cifra superior a la prevista por los analistas. Sin quitar extraordinarios, esto es apenas un 1% más que hace un año, si solo se mira el recurrente, la subida con respecto al periodo anterior es de casi un 20%.

La otra gran noticia de la sesión ha sido la publicación del dato de empleo de la encuesta de población activa (EPA) correspondiente al ultimo trimestre del año, que deja  un panorama muy alentador. Durante el año pasado se crearon casi medio millón de empleos y la tasa de paro quedó en el 16,5%, mínimos anuales de 2018. En total, a finales del año pasado, la población ocupada ascendía a 18,9 millones de personas, un 2,6% más que un ejercicio antes.

Unas cifras de las que se congratula el gobierno, que tiene el objetivo de acabar la legislatura con 20 millones de personas trabajando. Por cierto, que hoy el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha dicho durante la celebración del Foro Económico Mundial que se celebra en la localidad suiza de Davos que "habrá convergencia de planteamientos en todas las actuaciones administrativas" relacionadas con las opas lanzadas sobre Abertis por el grupo italiano Atlantia y Hochtief, filial alemana de ACS.

Así las cosas, los bonos soberanos europeos siguen subiendo. El alemán ha tocado el nivel máximo desde diciembre de 2015, en 0,63% y la rentabilidad del Español a 10 años está ya en 1,41%. La prima de riesgo, no obstante, sube algo hasta 79,60 puntos.

En el mercado de divisas, el EURUSD, que había cedido algo después de la rueda de prensa de Mario Draghi, vuelve a colocarse por encima de la cota de 1,25.

 

euro cierre bueno

 

El oro sigue por encima de 1.360 dólares la onza (animado por la debilidad del dólar) y el brent continúa cerca de 71 dólares el barril.