Tras unos primeros minutos de subidas en la apertura, el selectivo español se da la vuelta y cotiza por debajo de los 7.100 puntos nuevamente. Repsol y Sacyr no salen de la parte baja, mientras que CaixaBank les acompaña tras presentar sus cuentas del primer trimestre antes de la apertura del mercado. El índice sube un 0,05% hasta los 7.075 puntos. En el mercado de divisas, el euro se mantiene en los 1,31 dólares y, en el de materias primas, el barril de Brent sube a 118,27 dólares.


Tras la funesta sesión de ayer, la peor del 2012, el Ibex 35 intentaba coger oxígeno en los primeros minutos de cotización aunque, pasada una hora, vuelve a ahogarse en los números rojos. Además, en esta sesión España se someterá nuevamente al juicio del mercado con la subasta de deuda a 2 y 10 años, con la prima de riesgo suavizada hasta los 410 puntos básicos y con el interés del bono a 10 años en el 6%. Según Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG Markets, “se experimentará un fuerte aumento de la rentabilidad, que es lo que marca el Mercado Secundario, pero la verdadera prueba estará en la demanda. No obstante, hay que tener en cuenta que el vencimiento de las letras a 10 años excede el límite del vencimiento del LTRO. Por tanto, estos bonos van a ser comprados sin el apoyo del BCE y, en otras colocaciones que también excedían este límite de tiempo se ha recibido menor demanda, por lo que vamos a ver qué sucede hoy”.

Dentro del sector bancario, antes de la apertura del mercado, hemos conocido las cuentas de CaixaBank. La financiera ganó 48 millones en el primer trimestre, lo que supone una reducción del 84% respecto al mismo resultado de un año antes. La entidad justifica esta caída de beneficio por el aumento de provisiones hasta los 2.436 millones para cumplir con las exigencias del Gobierno. CaixaBank cotiza con una caída del 1%.

Acompañando a la entidad financiera en la parte baja encontramos a Repsol y Sacyr. La petrolera sigue siendo pasto de las ventas cuatro días después de la expropiación de YPF por parte del gobierno argentino. Sacyr, como máximo accionista, se ve perjudicado por ende. Repsol cede un 0,84% y Sacyr un 2,54%.

En la parte más alta del selectivo, en cambio, hacen contrapeso Mapfre (2,79%) y FCC (1,38%).

Iberdrola, tras desplomarse ayer por la venta de un 3,7% de su accionariado por parte de ACS, regresa a las subidas. Hoy avanza un 0,58%. Según Roberto Moro, analista de Apta Negocios, “este rebote desde zona de 3,60 euros puede ser aprovechado, pero solo para tomar posiciones especulativas”. ACS, por su parte, sube un 0,94%.

En el grupo de los blue chips, BBVA cede un 0,31%, Telefónica un 0,41% y Santander un 0,15%.

En el Mercado Continuo…
Service Point
sube un 8,33%, encabezando los avances, mientras que Metrovacesa se desploma un 6,67%.

La atención, no obstante, se centra en Jazztel, después de que ayer, con el mercado cerrado, presentara sus cuentas del primer trimestre. La operadora superó las expectativas del mercado tras elevar sus ingresos un 24% (216,5 millones). Los beneficios netos se elevaron un 71% hasta 11,8 millones de euros. Jazztel, sin embargo, hoy cede un 0,79% hasta los 5,12 euros. No obstante, según Roberto Moro, “mantiene la tendencia alcista y es factible tomar posiciones compradoras aún. Actualmente tiene como objetivo los 5,55 euros, pero su verdadero objetivo son los 6,70. Aunque hay que poner un stop en 5 euros”.