El Ibex 35 ha recuperado los 7.000 puntos en la primera sesión de la jornada. Lo ha hecho favorecido por las alzas del sector financiero, a excepción de Bankia que fue el valor que más sufrió el día en que Rodrigo Rato ha anunciado su dimisión como presidente de la entidad – a favor de Goirigolzarri . En Europa, la vista puesta en el que será el nuevo presidente de la república francesa, Francoise Hollande y la expulsión , cada vez más probable, de Grecia del euro tras sus elecciones. El euro, cotizó con subidas todas las noticias, hasta los 1.31 dólares en tanto que la prima de riesgo española cotiza en los 414 puntos básicos.
El mercado español cerró la sesión con subidas de más del 2.7% que le llevaron a recuperar los 7.000 puntos. En concreto, los 7.063 puntos. A pesar de las dudas iniciales, salpicadas en gran parte por las noticias que llegaron de Europa. De un lado, la incertidumbre sobre el nuevo rumbo que tomaría la Eurozona a raíz de la reciente victoria de Francois Hollande en las elecciones francesas. De otro, la cada vez más evidente salida de Grecia de la Zona Euro tras la imposibilidad de formar un gobierno después de que ND y Pasok, los dos únicos partidos favorables al rescate internacional, no hayan obtenido los escaños suficientes para la mayoría absoluta en el Parlamento.

Sector financiero, cara y cruz

En nuestro país, también damos noticias. La de hoy la dio Bankia. Durante la sesión fue el valor más penalizado. Y cerró con pérdidas de más del 3,2% - hasta los 2.38 euros – después de que Rodrigo Rato haya presentado su dimisión como presidente de la entidad a favor de José Ignacio Goirigolzarri. Una decisión que se anunció después de que el Presidente del Gobierno anunciara que el próximo viernes tomaría nuevas medidas para el sector financiero con la posibilidad de inyectar dinero público si eso fuera necesario. Desde hace unos días, se venía apuntando a Bankia como posible “rescatada”.

En los números rojos le acompañó Banco Sabadell que perdió un 0.12% y marcó en los 1.68 euros su último precio. El resto de bancos, logró capear los números rojos. De hecho, Banco Popular cerró plano en los 2.28 euros, Caixabank repuntó un 2.7% y cerró en los 2.56 euros. Bankinter se animó con un 4.6% de revalorización, hasta los 3.42 euros.   Banco Santander sumó un 4.7% - hasta los 4.90 euros – mientras que BBVA elevó en más del 5.3% el precio de su cotizcaión, que mañana comenzará a cotizar desde los 5.29 euros.

Sin embargo, a pesar de que los bancos se colocaron en lo más alto de la sesión, ACS y FCC también consiguieron sumar posiciones y, al ritmo de más del 4%, cerraron en los 14.24 euros y los 12.73 euros, respectivamente.

Del resto de pesos pesados, Telefónica subió un 2.6% y cerró en los 11.15 euros. Iberdrola elevó en más del 3% el precio de su cotización - que marcó en los 3.58 euros su último precio- mientras que Repsol subió un 2.4%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 13.98 euros.