El selectivo no puede finalmente con el nivel del 7.700 y eso en palabras de José Luis Cava significa un claro retroceso hasta la zona del 7.550. Entre tanto, Acciona destaca por ser el valor que más sube esta jornada, un 5,86%, con Repsol como el blue chip más beneficiado de la jornada. BBVA y Santander registran ganancias de entorno al medio punto porcentual en un día sin tendencia y con los títulos del Banco Popular con un recorte del 1,55% hasta los 0,57 euros. Gamesa se desploma un 3,81%.


Nuestro Ibex 35 ha sido hoy el claro vencedor de la jornada. Dejando atrás al resto de selectivos europeos, que se decantan por las ventas, ha logrado deambular en positivo durante casi toda la sesión, y así termina, con una subida del 0,29%, hasta los 7.695,50 puntos. José María Rodríguez, nuestro analista técnico, no descarta que, visto lo visto, intente atacar de nuevo la parte ‘alta’ del rango, ahora en los 8.080-8.100 puntos. “Siempre y cuando se cumpla una condición: en ningún caso el precio puede perforar y confirmar por debajo del origen del último rebote, los 7.490 puntos”.

España ha sido, un día más, foco de atención. Tras la resaca de la huelga general de ayer, hoy ha tocado Consejo de Ministros, que se ha adelantado con motivo de la Cumbre Iberoamericana que se celebra mañana en nuestro país. Y un Consejo de Ministros “de peso” si tenemos en cuenta que se han tocado dos “puntos calientes” importantes para nuestra economía ahora mismo: la Sareb (el “banco malo”) y los desahucios. Del primero, sabemos ya que tendrá un límite máximo de 90.000 millones de euros, aunque “se espera que esté sobre los 60.000 millones”, y con “un ajuste medio de precios a los que se transferirán los activos de los bancos a la sociedad gestora del 50%” (siempre en función del tipo de activo y valor).

En cuanto al segundo tema, se ha anunciado la aprobación de un real decreto ley que pretende proteger a los “colectivos especialmente vulnerables” contra los desahucios, entre los que incluyen a personas que no superen el nivel de renta descrito en el decreto, familias numerosas o con hijos menores de tres años, o familias que tengan a su cargo personas en situación de incapacidad. También pretende proteger a los deudores en paro y sin prestación por desempleo y víctimas de violencia de género. Asimismo, el real decreto ley establece la creación de un fondo social de viviendas de alquiler a precios “razonables” para las personas que se han quedado sin casa. Luis De Guindos, presente en la reunión, ha indicado no obstante que la nueva ley no cambia la ley hipotecaria.

El responsable de la cartera de Economía ha confirmado también que no están negociando recibir una línea de crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI) para evitar solicitar un rescate a Europa, tal y como apuntaban algunas informaciones esta mañana.