La prensa alemana continua presionando los mercados, sobretodo el español, con esos rumores de que España podría necesitar ayuda de la Eurozona. De nuevo desde el gobierno y desde la propia Europa estas informaciones han tenido que ser desmentidas. Esto ha provocado que la bolsa operara con indecisión a lo largo de la jornada, aunque por fortuna el verde se ha impuesto al cierre a pesar de que durante buena parte del día la banca ha estado moviéndose en el alambre.

El sector financiero ha permitido continuar con las tres sesiones de alzas anteriores. A pesar de las dudas en los mercados por la situación de las finanzas públicas y los comentarios que apuntan al difícil acceso de las entidades financieras españolas al crédito externo, las grandes entidades del parqué acaban la jornada en verde. BBVA suma por encima del punto porcentual mientras que Banco Santander se queda en el 0,9%. Por otro lado suerte dispar para la banca mediana, Bankinter y Banesto se dejan un 1,80% y un 1,34% respectivamente mientras que Sabadell y Popular se apuntan al verde al sumar por debajo del medio punto porcentual.

También con alzas encontramos otros dos pesos pesados del selectivo; Telefónica repunta un 0,47%, Repsol que opera al cierre con alzas del 0,58%. Peor suerte corre Iberdrola, único de los grandes en negativo, que se ha dejado un ligero 0,15%.

El gobierno ha reiterado su intención de no aplicar la retroactividad a las medidas en el sector de renovables lo que ha permitido a Abengoa alzarse hasta el podio de las que mejor se han comportado, sumando al cierre un 6,81%. De esto se beneficia también Gamesa que se apunta un 4,90%.

Por el contrario Inditex es la más penalizada por los inversores en la jornada de hoy. La textil se deja un 2,08%. Le sigue Iberdrola renovables, que recorta un 2,07% mientras que Indra pierde un 2,02%.

En el mercado continuo las alzas más importantes son para Vueling, Grupo Catalana Occidente y Vértice 360, mientras que las pérdidas más abultadas son para Montebalito, Corporación Dermoestética y Lingotes.