El Ibex 35 logró recuperar el rumbo durante la subasta de cierre para colocarse en los 14.186 puntos, tras ceder un tímido 0,01%, después de que las órdenes vendedoras estuvieran presentes durante gran parte de la jornada. La apertura negativa de Wall Street, lastrado por unos datos macroeconómicos decepcionantes -salvo el índice de la FED de Filadelfia- y las dudas crecientes de que BCE recorte los tipos de interés en el corto-medio plazo tras el buen dato de crecimiento del PIB de la eurozona y Alemania intentaron acabar con la ilusión. Sin embargo, el presidente de la Reserva Federal(FED), Ben Bernanke, elogió la capacidad del sector financiero para acaparar capital y los recortes iniciales al otro lado del Atlántico fueron moderándose, devolviendo la confianza a los inversores europeos. La festividad de Madrid –por la celebración de San Isidro- favoreció una jornada con escaso volumen de negocio y con movimientos en márgenes muy estrechos. Telecinco(-2,39%) lideró las caídas, mientras que la parte más alta de la tabla la ocupó Cintra(+1,94%). De entre los grandes sólo terminaron en negativo Iberdrola(-0,51%) y Telefónica(-0,52%). En el mercado de divisas un euro se cambió por 1,5482 dólares, mientras el crudo Brent aminoró su cotización hasta los 122 dólares el barril.
El Ibex 35 terminó en tablas, con caídas tímidas, del 0,1% hasta los 14.186 puntos, en una jornada caracterizada por el escaso volumen de negocio por la festividad de San Isidro en Madrid y con movimientos en márgenes muy estrechos, aunque las órdenes vendedoras fueron protagonistas desde primera hora de negociación. El recorte de recomendación de Morgan Stanley sobre la banca mediana pesó sobre el ánimo de los inversores, que pasaron por alto el notable crecimiento de la economía alemana –su PIB subió un 1,5% durante el primer trimestre- y de la eurozona –mejoró siete décimas en el primer trimestre-. Además, la inflación de la eurozona se modera y se sitúa en el 3,3% interanual en abril. Cifras que no lograron cambiar el rumbo de nuestro selectivo, especialmente tras el constante goteo de referencias macroeconómicas negativas procedentes de EEUU, donde el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, advirtió de que las condiciones siguen siendo frágiles en el sector financiero y reclamó que mantengan una posición activa y preventiva en la recaudación de capital. En todo caso, se mostró “alentado” por la capacidad que han mostrado tener en este sentido hasta la fecha y eso ayudó al cierre. Gráfico Ibex 35