El selectivo español inicia la semana con ganancias que le llevan hasta los 10.200 puntos, después de que la anterior la cerrase con pleno de descensos. Los máximos de Wall Street, una vez allanado el camino para aprobar la reforma fiscal, animan a las bolsas europeas, que registran subidas, mientras el euro avanza en los 1,177 dólares.

Apertura con ganancias en Europa, siguiendo los avances de las bolsas asiáticas (el Nikkei de Tokio ha cerrado la sesión con una subida del 1,55%) después de que el viernes Wall Street registrase nuevos récords, una vez allanado el camino para la aprobación de la reforma fiscal estadounidense.

Los legisladores republicanos de la Cámara de Representantes y Senado confirmaron que tienen los votos para aprobar la reforma después haber llegado a un acuerdo sobre una versión conjunta. El anuncio se realizó después de que el senador Marco Rubio, republicano de Florida, indicase su respaldo tras negociar la inclusión de una reducción de impuestos a las familias con hijos. Mientras, el conservador de Tennessee Bob Corker, que votó en contra en la primera versión, notificó que esta vez respaldará la modificación. Previsiblemente, la mayor reforma fiscal en EEUU de los últimos 30 años, y que incluye una reducción del impuesto de sociedades del 35% al 21%, será aprobada esta semana.

Respecto del calendario económico para hoy,  lo único relevante es la publicación del IPC de la de la eurozona de noviembre, con una estimación del 0,1% mensual y el 1,15%, sin cambios previstos respecto de las cifras anteriores.

Mientras tanto, continúan avanzando la salida de Reino Unido de la UE. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, advirtió el viernes que la segunda fase de las negociaciones del brexit será más difícil que una ya dura primera parte, coincidiendo con que los líderes dieron el bueno al negociador jefe europeo, Michel Barnier, para que comience las conversaciones con Londres sobre el periodo de transición y las futuras relaciones comerciales con Reino Unido.

Por su parte, la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, señaló ayer que el proceso de salida no se verá arruinado, preparando el terreno para las difíciles reuniones que mantendrá la próxima semana, en las que intentará unir a un gabinete dividido en torno a su visión del país tras el brexit.

Por otro lado, en Alemania siguen las conversaciones para formar gobierno. La ejecutiva del Partido Socialdemócrata (SPD) alemán dio este viernes luz verde a iniciar negociaciones con el bloque conservador de la canciller Angela Merkel, según aseguró el jefe de esa formación, Martin Schulz, quien insistió en que el resultado de ésas conversaciones está "abierto".

Con todo, las principales bolsas europeas registran ganancias en el arranque de la sesión. Fráncfort sube un 0,83%; París, un 0,86%; Londres, un 0,68%; Londres, un 0,46%, y Milán, un 0,66%. El EuroStoxx 50 avanza un 0,68%.

En España, la atención está puesta en las elecciones catalanas de que celebrarán el próximo día 21 de diciembre, mientras que el viernes el BdE rebajó al 2,4% la previsión de crecimiento del PIB en 2018 y al 2,1% la de 2019, una décima menos de lo estimado inicialmente en ambos casos, como consecuencia de la "incertidumbre asociada a la situación de Cataluña", cuyos efectos se verán "parcialmente compensados" por la mejora de las perspectivas de los mercados exteriores.

En el plano político, Reuters destaca que de cumplirse los vaticinios de los sondeos, abocaría a Cataluña a la ingobernabilidad. A 48 horas de que acabe la campaña electoral, el proceso secesionista marcó un debate televisivo en el que los representantes de las siete formaciones que participan mostraron sus diferencias en materia económica y social. Los independentistas de ERC no tendrán el apoyo del Partido Socialista de Cataluña (PSC), según dijo su secretario, Miquel Iceta, que ha descartado también un frente constitucionalista con Ciudadanos, que según los sondeos disputa a ERC la primera posición el 21D.

La prima de riesgo de España baja hasta los 114,0 puntos básicos, al tiempo que la rentabilidad del bono español a 10 años retrocede hasta el 1,451%.

En el apartado empresarial, destaca Mapfre y Mutua Madrileña estarían interesados en la unidad de seguros de Telefónica, según publica Bloomberg.

El pasado viernes, Santander logró una alta suscripción de sus bonos de fidelización (77,88%), emitidos como compensación para los accionistas de Banco Popular. Por otro lado, la entidad emitirá el año que viene 4.000 millones en CoCos y deuda subordinada. A esa cifra tendrá que sumar otros 1.750 millones para Banco Popular.

Neoenergia, filial de Iberdrola en Brasil, ha cancelado su salida a Bolsa en Brasil después de que sus socios en el accionariado de la compañía, Banco do Brasil y Previ, hayan rechazado el rango de precios de los títulos solicitado por los inversores.

Así las cosas, elIbex 35 sube un 0,42%, hasta los 10.193,30 puntos, después de cerrar la anterior con pleno de descensos y un retroceso del 1,65%.

Con todos los valores en positivo, las ganancias las lidera Repsol, que sube un 1,90%, por delante de Endesay de Melia Hotels, que se revalorizan un 0,82% y un 0,80%, respectivamente.

En el Mercado Continuo, las ganancias las lidera los títulos A de Abengoa, que suben un 3,45%, mientras que el mayor descenso es el de Elecnor, que se deja un 2,99%.

Hoy se hace efectivo el split de 7 acciones antiguas por una nueva de Borges. Además, Metrovacesa aprobará esta semana su vuelta al parqué.

En la apertura de la sesión, el euro avanza y se cambia a 1,177 dólares.

El precio del petróleo Brent sube en el inicio de la jornada un 0,77% hasta los 63,72 dólares por barril, mientras sigue interrumpido el suministro de un oleoducto en el Mar del Norte y por señales de que la producción de crudo en EEUU podría estar ralentizándose, aunque la previsión para 2018 apunta a una amplia oferta pese a los recortes de producción realizados por la OPEP.

El analista de ETX Capital, Ramón Morel, destaca que el índice de volatilidad llamado S&P 500 VIX nos señala la variación en la cantidad de opciones PUT (de venta) del S&P 500. “Suele interpretarse como un indicador de tendencia, si aumenta notablemente, indica un retroceso previsible en los mercados. Pues bien, en este momento lo tenemos en 9,42, retrocediendo un 10,20% el viernes pasado. Mientras permanezca por debajo de 14 según algunos y de 12 según otros, se interpreta como buenas vibraciones para los mercados bursátiles de EEUU y por derivada, para las demás bolsas también”, explica.