El Ibex 35 pasó la primera sesión de la semana sin pena ni gloria. Una penalización del 0.12% que le dejó en los 8.278 puntos, cerca de los niveles en los que comenzó la sesión y lejos de los 8.400 puntos que llegó a marcar de máximo en la sesión. Lo hizo lastrado por el sector financiero, especialmente BBVA, en una jornada en la que que la prima de riesgo volvió a repuntar después de que Alemania haya colocado 3.300 millones de euros en letras a seis meses con una rentabilidad negativa. En el mercado de divisas, el euro subió hasta los 1.27 dólares.

Comienza la segunda semana del año y lo hace sin grandes movimientos. El Ibex 35 se dejó un 0.12% y marcó en los 8.278 puntos su último movimiento.  Y lo hicieron también el resto de plazas europeas: el DAX perdió un 0.7%y mantiene los 6.000 puntos. El CAC-40 descontó un 0.3% - hasta los 3.127 puntos- en tanto que el Eurostoxx50 descontó medio punto porcentual, hasta los 2.286 enteros.  De nuevo el sector financiero en el punto de mira y sin mirar al optimismo insuflado por la directora generente del FMI, Christine Lagarde, asegurando que la economía europea podría evitar la recesión pues “el escenario ha cambiado mucho en los últimos dieciocho meses y hay razones para ser un poco más optimistas sobre las perspectivas”. Lo anunció el día en que Alemania ha colocado 3.900 millones de euros en letras a seis meses, cupón cero, con una rentabilidad media del -0.0122%, la primera vez en la historia de la Eurozona que un país paga rendimientos negativos en una subasta.

En el punto de mira también los líderes europeos – Merkel y Sarcozy- que ya han puesto fecha a la firma del nuevo tratado de la UE. El próximo 1 de marzo sería el punto de inflexión a la Eurozona tras anunciar progresos en las negociaciones para el pacto fiscal en la misma. En una rueda de prensa conjunta se han mostrado a favor de un plan diferente para un impuesto en las transacciones financieras en Francia a finales de enero, tras un encuentro el 18 de enero con los líderes sindicales franceses.

Bancos...cara y cruz de la sesión

Y fue precisamente el sector financiero, tanto en Europa como en nuestro país, el más penalizado de la sesión. En nuestro país, Banco Santander no consiguió revertir los números rojos y, con una penalización del 0.09%, cedió hasta los 5.45 euros. Una penalización que se ha producido a pesar de que la compañía ha anunciado que ha alcanzado un core capital del 9%, requerimiento exigido por la Autoridad Bancaria Europea (EBA) para ser cumplido el 30 de junio de 2012. Un capital total de 15.302 millones que la entidad ha obtenido a través del canje de participaciones preferentes, valores de la entidad o la aplicación del programa Santander Dividendo Elección, entre otros. Según Alberto Iturralde, responsable de diasdebolsa.com “Banco Santander tiene en los 5.32 euros su soporte más cercano en tanto que BBVA lo presenta en los 5.90 euros”. Los títulos de la entidad vasca se convirtieron en los más penalizados de la sesión y, con pérdidas del 2.7%, cerró en los 6.06 euros.

Bankia ha anunciado que alcanzará los ratios exigidos por la EBA mediante la venta de participaciones preferentes. La entidad perdió un 0.4%, hasta los 3.55 euros, en tanto que Banco Sabadell descontó un 0.4% de su cotización, que marcó en los 2.69 euros su último precio.  Sin embargo, Bankinter corrió otra suerte. Se convirtió en el valor que más subió de la sesión y, al ritmo del 2.6%, subió hasta los 4.63 euros.

Entre los valores que cotizaron con mayores números rojos, Mediaset descontó un 2.5% de su cotizacion - hasta los 4 euros- Mapfre perdió un 1.2% en tanto que IAG y Acerinox contaron caídas de más de un punto porcentual, hasta los 1.75 euros y los 10.27 euros, respectivamente.

Los positivos se los llevaron, junto a Bankinter, valores como Acciona que se alzó más de un 2%, hasta los 64.90 euros. Repsol elevó en un 1.6% el precio de su cotización mientras que Ebro Foods e Inditex subieron más del 1.5% al cierre de la sesión.