El Ibex 35 cierra la sesión de este lunes con subida del 0,92% hasta los 10.244 puntos, y pone fin a cinco días de caídas a la espera de las elecciones de Cataluña que se celebrarán el próximo jueves 21 de diciembre.

La bolsa española ha recogido el guante del optimismo con el que cerró el viernes Wall Street tras allanarse el camino para la aprobación de la reforma fiscal en EEUU. En Europa, Fitch mejoró dos escalones el ráting a Portugal hasta ‘BBB’ y la saca de bono basura.

En la sesión de este lunes los valores más alcistas en el índice español han sido Mapfre con un alza del 2,67%, Indra se ha revalorizado un 2,48% y Banco Sabadell un 2,37%. Mientras que  el único que ha terminado en rojo ha sido Mediaset que ha caído un 0,31%, mientras que las subidas más moderadas han sido para Inditex y Red Eléctrica (+0,19%).

Entre los ‘blue chips’ de la bolsa española, Repsol se ha apuntado una subida del 1,59%, BBVA un 1,44%, Telefónica un 1,33%, Banco Santander un 0,84% e Inditex un 0,18%.

En el mercado continuo Nicolás Correa ha subido un 5,36%, Grupo San José un 3,64% y Liberbank un 3,59%, mientras que en los números rojos se han situado Rovi con un 3,28%, Funespaña se ha dejado un 1,92% e Inmobiliaria Sur un 1,9%.

La prima de riesgo de España retrocede hasta los 113,60 puntos básicos, al tiempo que la rentabilidad del bono español a años se sitúa en el 1,442%.

En España esta semana la atención está puesta en las elecciones en Cataluña del próximo 21 de diciembre. “Las encuestas están muy abiertas, con bastante igualdad entre los bloques constitucionalista e independentista. Sí se coincide en que el partido En Comú puede ser clave para la formación de gobierno. En principio, creemos que el mercado está recogiendo una situación en la que no se produzcan cambios significativos tal y como hemos visto en la evolución de los diferenciales (caen de 135 puntos básicos después del referéndum a 115 puntos básicos actuales) y del Ibex en las últimas semanas (peor comportamiento relativo al resto de bolsas para posteriormente recuperar en torno a un tercio de ese gap)”, explican desde Renta 4.

En cuanto la visión global de mercado, los analistas de Renta 4 consideran “que la paciencia de los bancos centrales, basada en un ciclo económico al alza (sincronizado) pero sin presiones en precios ni en salarios que justifica una normalización monetaria muy gradual, permitirá que las condiciones financieras se mantengan favorables y sigan apoyando la inversión en renta variable”.

Desde Bankinter destacan que “las bolsas cuentan con tres pilares básicos: un entorno macroeconómico no sólo francamente bueno sino también homogéneamente expansivo desde una perspectiva geográfica, unos resultados empresariales en mejora continua y una presión (positiva) de la liquidez sobre los precios de los activos como nunca antes”. Asimismo, subrayan que “ninguno de estos tres factores cambiará durante 2018 y probablemente tampoco en 2019. Wall Street ha venido marcando un nuevo máximo histórico detrás de otro a lo largo de 2017. Y si Wall Street funciona, el resto de las bolsas funcionan. Lo que sucede tiene sentido”.

En Europa, las subidas más destacadas han sido para el Dax 30, que se ha anotado una revalorización del 1,66%, el Cac 40 un 1,38%, el Euro Stoxx 50 un 1,3%, el Ftse Mib de Italia un 1,25% y el Psi 20 un 0,8%. Wall Street avanza en verde al cierre de la bolsas europeas, mientras los principales parqués de Asia ha cerrado también en verde.

El euro avanza y se cambia a 1,1806 dólares. Se mantienen también los incrementos del precio del petróleo, con el Brent subiendo un 0,49%, hasta los 63,52 dólares por barril.