Europa se viste de rojo. Las plazas europeas se decantan por las órdenes vendedoras salvo la renta variable española que se desmarca con un 0,68% de subida  hasta los 10.664 puntos. Todo en una jornada en la que los resultados empresariales de BBVA – que cerró por encima del 4%- han contentado a los inversores. En el mercado de divisas, la moneda comunitaria se mantiene ligeramente por encima del dólar, se cambia por 1,4297 unidades. El precio del petróleo asciende hasta los 69 dólares.

Pérdidas en el viejo continente. Tan sólo el Ibex 35 se resiste a hacer caja y tiene fuerza para seguir de compras y todo pese a la desconfianza que sobrevuela entre los inversores americanos a quienes no les convencen los resultados empresariales conocidos por el mercado. Los datos macroeconómicos tampoco han pasado desapercibidos a uno y otro lado del Atlántico. En nuestro país, nos quedamos con el déficit del Estado que se duplica y asciende hasta los 38.607 millones de euros en el primer semestre del año. Unas cifras a las que hay que sumar la caída del 29,5% que sufre el superávit de la Seguridad Social en junio.

Mayoría de órdenes compradoras en el selectivo español lideradas por BBVA, que subió un 4,49%. La entidad ha centrado todas las miradas de la sesión y no sólo por haber dado a conocer sus cuentas. Con una reducción del 10% de su beneficio neto en el primer semestre, BBVA espera cerrar el año con un crecimiento del 20 por ciento en sus márgenes de intereses, según ha declarado su consejero delegado, José Ignacio Goirigolzarri. Sobre el BBVA también se ha pronunciado Miguel Paz, analista de Unicorp Patrimonio, quien señala que la entidad "ha mantenido los ratios de solvencia y ha controlado su tasa de mora en torno al 3%, por lo que está muy bien posicionada para superar posibles complicaciones que puedan surgir en el segundo semestre”.

Alzas también para Santander en un día en el que, según ha asegurado Citi, podría sacar a bolsa parte de su filial brasileña para seguir creciendo en los próximos años, tanto en mercados nuevos y como en los que ya está presente. Con este escenario, la entidad presidida por Emilio Botín rebotó un 0,86%. El resto del sector bancario se ha visto arrastrado por el tirón alcista de BBVA. De este modo, Banco Popular repuntó un 0,57%, Bankinter ganó un 0,37%, Banesto rebotó un 0,29% mientras que Banco Sabadell se dejó un 0,33%. Del resto de pesos pesados, Telefónica sumó un 1,33%, Iberdrola subió 0,17%. Por el contrario, Repsol YPF se dejó un 0,96% después de hallar indicios de petróleo en el pozo brasileño de Vampira.

Con descensos cotiza gran parte del sector energético, donde los resultados empresariales sí han pesado. Es el caso de Endesa que se deja un 0,54% tras rebajar un 62% su beneficio aunque crece un 7,2% al excluir la venta de activos. Mientras Enagás perdió un 0,11%. La compañía registra un beneficio neto del 8,9% en el segundo trimestre, impulsado por un ligero aumento de los ingresos regulados y la reducción de gastos de personal. Iberdrola Renovables perdió un 0,61%, Abengoa cedió un 0,17% mientras Gamesa se coloca como la acción más penalizada al caer un 4,27%. De cerca, Acciona, que cotiza con caídas del 4,02% pese a haber disparado su beneficio en el primer semestre del año. Las ganancias de la compañía de construcción y energía crecieron un 343% impulsado por las plusvalías de la venta de su participación en la eléctrica Endesa.

Tono mixto entre las constructoras. FCC se dejó un 1,98% en una jornada en la que anuncia la búsqueda de socios para su división de energías renovables tras haber dado a conocer un beneficio neto atribuido de 95,6 millones de euros durante el primer semestre del año, lo que supone un descenso del 52,6% en comparación con el mismo periodo de 2008. Ferrovial cayó un 1,52%, ACS perdió 0,80%.

Dentro del mercado continuo, Adolfo Domínguez encabeza los avances con subidas superiores al 7%, seguida de Viscofán que ganó un 6, 35% y Mecalux que subió un 3,40%. Entre las mayores caídas, San José bajó un 6,51%, Jazztel cedió un 4,65% e Indo perdió un 4%.

Y en Europa, el Dax alemán es el índice más castigado, baja un 1,46%, el FTSE100 se anota un descenso del 1,25%, el Cac 40 cede un 1,23% mientras que el Eurostoxx50 lo hace un 1,09%.