El selectivo española no consiguió aguantar los 8.500 puntos al cierre de la sesión. Una penalización del 0.7% que le llevó a los 8.465 puntos enteros y que llegó el día en que los bancos europeos solicitaron 529.531 millones de euros al BCE en su segunda subasta de liquidez a tres años. En Estados Unidos, las referencias dejaron un crecimiento económico del 3% en 2011- dos décimas por encima de lo esperado- y las palabras de Bernanke apuntando a un dato “modesto e irregular”. En el mercado de divisas, vuelve a penalizarse a la divisa europea, que se mueve en los 1.38 dólares.
Jornada de mucha expectación….y poco movimiento en la renta variable. Todas las miradas apuntaban al sector financiero y a la solicitud de liquidez al BCE en su subasta a tres años, la conocida LTRO. Y finalmente se conoció que los bancos pidieron 529.531 millones de euros en la segunda subasta de la entidad, un 20% fue a manos españolas, superando las previsiones y la cifra de la anterior subasta. En total 800 bancos solicitaron liquidez a la entidad que preside Mario Draghi.

Una referencia que compartió protagonismo con el dato de PIB sobre la economía estadounidense que creció un 3% en 2011, por encima del 2.8% esperado. Y sin embargo, Ben Bernanke reconoció que fue una cifra “modesta e irregular” aunque en 2012 hay un ligero crecimiento de la actividad y del mercado laboral. Ante estas referencias, y la avalancha de resultados empresariales en Europa, reaccionaron unos índices que volvieron a cerrar la sesión con tendencia dispar. El Ibex 35 cedió un 0.7% que le llevó a los 8.465 puntos. El DAX recortó un 0.2% su cotización en tanto que el CAC-40 logró salvar los números rojos y cerró con una subida del 0.01% la sesión.

Entre los mayores negativos de la sesión, Repsol. Mañana comenzará a cotizar desde los 19,57 euros después de ceder un 4.8% tras anunciar un descenso del 53.3% en su beneficio neto hasta los 2193 millones de euros en 2011, un resultado por debajo de las previsiones del mercado. Mediaset le acompañó con caídas del 2.8% que le llevó a los 4.48 euros. Gamesa contabilizó pérdidas del 2.4% que le llevaron a los 2.39 euros.

Y a pocos pasos, los bancos.Bankinter perdió un 1.6% y cerró la sesión en los 4.64 euros. Banco Santander cedió un 0.6%, hasta los 6.23 euros. BBVA por su parte cedió un 0.3%, con lo que mañana comenzará  cotizar desde los 6.73euros. Bankia no consiguió tampoco cerrar en positivo y descontó un 0.13% de su cotización, en los 3.04 euros.

Fue uno de los bancos precisamente el que lideró las mayores subidas del selectivo español. Banco Sabadell se animó con una revalorización del 3.45% que le llevó a los 2.43 euros. IAG subió un 2.23% - hasta los 1.97 euros- mientras que Abertis, Red Eléctrica y Enagás elevaron en más de un punto porcentual el precio de sus cotizaciones, hasta los 12.82 euros, los 37.90euors y los 15.40 euros, respectivamente.