Se esfuma el optimismo. Si durante la semana pasada las esperanzas en la cumbre alentaron a la renta variable durante la mayor parte de las sesiones, el desencanto ante las escasas soluciones puestas sobre la mesa vuelve a penalizar a los principales índices. En concreto, el Ibex 35 despidió la sesión con pérdidas del 3.1% que le llevaron a los 8.381 puntos. Una penalización que colocó nuevamente al sector financiero como protagonista con un mercado de divisas que favoreció al dólar, el par en las 1.32 unidades. Al cierre de la sesión, el CAT ha informado de que será DIA la próxima incorporación del selectivo español. ¿Sustituto? Temporalmente, el selectivo estará compuesto por 36 valores.
Una vez conocidas, y cotizadas, las principales conclusiones de la cumbre del pasado viernes llega el momento de descansar. La renta variable europea se decanta por los números rojos en la primera sesión de la semana: el Ibex 35 perdió un 3.1% y cerró en los 8.381 puntos. El resto de índices no pudieron presumir de una tendencia más optimista. El CAC-40 cedió un 2.4%, el Eurostoxx50 descontó un 2.8% de su cotización en tanto que el FT-100 recortó un 1.5%, hasta los 5.440 puntos.

Se abre así una semana en al que el Tesoro Español se enfrenta nuevamente al test del mercado al encarar mañana una nueva subasta de letras a 12 y 18 meses en la que tiene previsto colocar entre 3250 y 4250 millones de euros. Entre tanto, la prima de riesgo española se mantiene en torno a los 360 puntos básicos. En Italia, el tesoro ha colocado los 7.000 millones de euros previstos en títulos a un año con una rentabilidad del 5.95% - desde el 6.087% de la anterior subasta- con una fuerte demanda gracias, según los expertos, al BTP Day, en el que no se cobran comisiones para la compra de bonos.

ArcelorMittal, farolillo rojo

Si hubo un protagonista durante la sesión, y en terreno negativo, fue ArcelorMittal. La compañía perdió más del 6.5% y marcó en los 13.21 euros su último precio. FCC ocupó el segundo lugar al perder un 5.82%, hasta los 18.93 euros. OHL, Gamesa o Mapfre contabilizaron pérdidas de más del 4%.  

Y a pocos pasos, Santander. Perdió un 4.2%, con lo que mañana comenzará a cotizar en los 5.72 euros. BBVA descontó un 3.9% de su precio, que quedó en los6.26 euros, en tanto que Banco Popular recortó un 3.8%, hasta los 3.29 euros. Caixabank recortó un 3.32% hasta los 3.84 euros mientras que Bankinter cedió un 2.7%, hasta los 4.21 euros.

Del resto de pesos pesados, Telefónica recortó un 2.8% y marcó en los 13.50 euros su último precio. Repsol perdió más del 3%, hasta los 22.39 euros, en tanto que Iberdrola descontó un 3.4% de su cotización, que marcó en los 4.87 euros.

En positivo, Banco Sabadell fue el único que consiguió cerrar la sesión con avances. Una revalorización del 0.24% que le llevó a los 2.92 euros.