Confiados en un acuerdo por parte del Eurogrupo sobre Grecia, Wall Street da alas esta jornada a la renta variable europea para consolidar soportes y para no hacer capitular aún a los alcistas. En la previa al Día de Acción de Gracias, el mercado estadounidense muestra una mejora en materia laboral que viene acompañado por una política monetaria expansiva. El Ibex 35 sube al cierre un 0,34% y finalmente conquista los 7.800 puntos.El euro mantiene su nivel del 1,28 al cambio con el dólar. 
 
Vuelve a ser el día de la marmota. El Ibex 35, sin tendencia definida, renquea a lo largo de la sesión hasta cerrar finalmente sobre plano, con un beneficio del 0,34% que le aupa hasta los 7.805 puntos, al estilo americano donde Wall Street cotiza en la previa a Acción de Gracias, así como al igual que Europa. En el viejo continente, priman las ganancias muy moderadas en el caso del Dax Xetra germano y del Footosie londinense, por encima del 0,10%, mientras que destaca ligeramente París con subidas del 0,4% para el Cac 40. 

A pesar de las recomendaciones en su mayoría contrarias, Banco Popular ha cubierto la mitad de los 2.500 millones de euros previstos en su ampliación de capital para la suscripción de derechos a medio plazo del total previsto, según fuentes citadas por Reuters. Hoy la entidad corrige, como también hizo ayer, hasta los 0,553 euros por acción con un retroceso del 1,60%. 

Grifols es el farolillo rojo del Ibex 35 con una cesión del 2% seguido de IAG, con pérdidas del 1,64%. 

Y lo de Abengoa es un no parar. Desplome, despegue espectacular y así sucesivamente. Este miércoles tocaba escalar y la compañía lo hace un 11,81%, a la cabeza evidentemente del selectivo nacional, hasta los euros por título. En su arranque alcista le sigue Mapfre, FCC y Repsol que abre ya la tanda de blue chips del selectivo con un repunte del 1,05%. Iberdrola se sube también al carro al cierre de la sesión con una subida del 1,06%. 

"Los ángeles caídos" del sector financiero, según el apelativo empleado por Standard & Poor´s, cierran con moderadas ganancias. BBVA sube un 0,87% hasta los 6,35 euros por título, mientras que el Banco Santander rebota otro 0,71%, con Botín, por cierto, insistiendo en la necesidad de un rescate. 

Cierra el círculo de blue chips ganadoras Telefónica con unas ganancias del 0,15%, mientras que el gigante Inditex, siempre a la contra, recorta un 0,34% pese a que logra mantener el nivel de los 101 euros por acción. 


Mercado de deuda
La mejora de la prima de riesgo española se justifica esta semana por el posible acuerdo sobre el último tramo de rescate a Grecia. Ya lo decía ayer el ministro de Economía nacional, Luis de Guindos, cuando expresaba su intención de no dejar caer "en una quita" la deuda del país heleno. Este miércoles, el riesgo país español cierra a la baja cerca de 10 pb hasta los 427 puntos básicos. La italiana se coloca en los 340 pb, mientras que el riesgo país francés sigue su escalada, ya cerca de los 74 puntos básicos.

Respecto al bono español a diez años, es quizás el factor que más evidencia la contención del miedo inversor dada la caída superior al punto porcentual hasta una rentabilidad exigida del 5,71%. El bono francés a diez años coloca su rentabilidad en los 2,17%, un 1% al alza.