El selectivo de la bolsa española terminó la sesión prácticamente en los mismos niveles en los que comenzó. Apenas cedió un 0.01%, lo que le llevó a finalizar en los 8.449 puntos. Lo hizo el día en que los mercados notaron la ausencia de Wall Street- cerrado por la festividad de Martin Luther King- con el peso de la rebaja del rating de S&P a la mayoría de las economías de la Eurozona y con un mercado de divisas que volvió a penalizar al dólar. El par euro dólar en las 1.27 unidades.

La ausencia de Wall street -  cerrado por la festividad de Martin Luther King- ha cedido el paso a la exitosa colocación de deuda de Francia después de que el pasado viernes S&P decidiera borrar la triple A de su rating,  que ha conseguido que los indicadores cerraran la sesión con ganancias. El DAX y el CAC-40 cerraron con subidas de más de un 1%, el Eurostoxx50 elevó su beneficio en algo más del 1% - hasta los 2.361 puntos - mientras que el Ibex 35 apenas varió su cotización y, con pérdidas del 0.01%, marcó en los 8.449 puntos su último precio.   Lo hicieron en una sesión en la que el BCE ha anunciado que invirtió un total de 3.766 millones de euros la semana pasada en la compra de deuda soberana de los países de la Eurozona, lo que representa un incremento del 241% respecto a los 1.104 millones de la semana anterior.

Y sobre el BCE también depositaron los bancos un total de 493.272 millones de euros, un nuevo máximo histórico reflejo de la persistente desconfianza entre las entidades, que optan por salvaguardar sus recursos en la entidad antes que buscar mayores requerimientos mediante inversores y concesión de préstamos. Hoy los bancos cotizaron con tono mixto en la bolsa española: Banco Sabadell perdió un 1.06% y cerró en los 2.61 euros. Caixabank no  superó el punto porcentual de pérdida en tanto que Banco Popular y Bankinter descontaron más del 0.4% de su cotización, hasta los 3.45 euros y los 4.84 euros, respectivamente. Los grandes consiguieron salvar la sesión con positivos en su cotización: Banco Santander subió un 0.57% - hasta los 5.66 euros – mientras que BBVA se animó con un 0.69% de revalorización, hasta los 6.44 euros.

Sin embargo, el sector no fue ni el que más subió ni el que más bajó de la sesión. Los mayores números rojos llevaron el nombre de BME que, al ritmo del 2.12%, cerró en los 21.43  euros. Abertis perdió un 1.6% de su cotización, lo que le llevó a los 12.78 euros mientras que Sacyr Vallehermoso comenzará a cotizar mañana desde los 3.64 euros, tras una penalización superior al punto porcentual.

Los valores que más subidas se anotaron en la sesión fueron Mediaset, con un 2.6% de revalorización, OHL - que subió un 2.5% y cerró en los 20.81 euros - mientras que Ferrovial y ArcelorMittal cotizaron con subidas de más del 1.4%, hasta los 9.33 euros y los 15.63 euros, respectivamente.