El selectivo español, que había aguantado la tensión con Cataluña en positivo, no ha sido capaz de aguantarse en verde tras la declaración de independencia que ha proclamado el Parlamento catalán este viernes.

La jornada ha sido vibrante, y aunque desde algunos estamentos todavía se confiaba en una solución de la crisis in extremis, los partidos secesionistas han decidido seguir adelante, con lo que el ejecutivo español –después de que el senado aprobara el 155-, aplicará dicho artículo para intervenir la autonomía.

La consecuencia de todos estos acontecimientos que se han ido retrasando dos semanas han sido las ventas por parte de los inversores. Eso sí, unas ventas importantes, pero  que no manifiestan pánico.

El respaldo de la comunidad internacional hace que todos los expertos consideren que la situación no irá mucho más allá.

Sin embargo, tras la declaración en Barcelona, el Ibex 35 ha llegado a caer alrededor de un 1,9%, con Banco Sabadell (-4,85%), Caixabank (-2,74%) e  IAG (-6,26%) liderando las pérdidas, que han llegado a superar el 5% en algunos momentos de la sesión.

Ignacio Cantos, director de inversiones y renta variable de ATL Capital, explica los movimientos de los mercados: “la bolsa ha llegado a bajar un 2% tras la declaración y actualmente recupera posiciones, con las bolsas europeas mantenemos un diferencial negativo del 2%”.

Finalmente el selectivo español ha terminado en 10.197 puntos, tras un descenso del 1,45%, lo que deja el cómputo semanal en una caída del 0,25%. Solo un pequeño grupo de valores liderados por Grifols, Acciona, Repsol y Abertis se han permitido el lujo de terminar en positivo.

Como explica Juan José Fernandez-Figares, director de análisis de Link Securities, "nosotros creemos que gran parte de lo que ha ocurrido y va a ocurrir (DUI y aplicación del 155) hoy está descontado por los mercados. A partir de ahora va a depender del follón que armen los secesionistas en la calle. Aun así, y con el paso del tiempo, la aplicación del 155 debe reconducir la situación".

Las mayores caídas han sido para IAG, Sabadell, Melia Hotels (-3,04%), BBVA (-2,60%)y CaixaBank. Entre las grandes tampoco Banco Santander (-1,98%) ni Telefónica (-1,22%) se han librado de los fuertes descensos, aunque en menor medida porque el impacto de los ingresos procedentes de Cataluña es menor.

Subidas y bajadas

Todo esto sucede en un día en el que los resultados han quedado totalmente ninguneados por los mercados. Hoy han publicado sus cuentas BBVA y BME, entre otras empresas. Tampoco se ha tenido muy en cuenta la aprobación de la CNMV del folleto de OPA de Hochtief sobre Abertis –que pone a correr el reloj de la operación-.

En un momento en una semana en la que las firmas de análisis siguen insistiendo en la fortaleza de la economía española y lo barata que ha dejado a la bolsa de nuestro país, las caídas experimentadas en las últimas semanas, tras la situación creada por Cataluña. Esta semana han sido los expertos de Morgan Stanley los que señalaban lo atractivo de la valoración de las cotizadas españolas.

Pero, ¿qué va a ocurrir en el corto plazo? David Madden, analista de CMC Markets en el Reino Unido comenta que “la perspectiva es muy incierta y los inversores se ponen más nerviosos cada minuto que pasa. Los inversores no van a querer tener bolsa española el fin de semana ante el temor de que veamos escenas de violencia como las experimentadas durante el día del referéndum”

Ante esta situación, los inversores se preguntan qué va a pasar en los próximos días y todo el mundo señala que continuará la volatilidad. A la pregunta de si la situación actual crea una oportunidad de compra, Cantos explica que “para aquellos perfiles más agresivos, seguramente sí, pero probablemente tendremos días de bastante volatilidad por delante. Para los más conservadores no entraríamos por la misma razón”, explica el experto.

El director de Link Securities señala que "a corto plazo va a mantenerse la volatilidad. A medio plazo, y si todo se normaliza sin afectar a los los fundamentales de la economía española y de muchas cotizadas creemos que los actuales niveles de precios son atractivos. Iríamos tomando posiciones de forma paulatina".

En este entorno, la prima de riesgo ha subido más de un 6%, para colocarse en 119 y el bono español se ha movido bastante. La rentabilidad del 10 años, que ha llegado a subir hasta casi un 6%, ha terminado  con alzas inferiores al 3%, en 1,58%.

bono espanol

Si le ha pasado factura la noticia al EURUSD que se mueve en 1,1578. El oro cotiza con descenso en 1.267 dólares la onza y el brent ha logrado colocarse por encima de los 60 dólares el barril.