Banco Sabadell alcanzó hasta septiembre de 2017 un  beneficio neto de 653,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,1% en comparación con el mismo periodo del año pasado. A tipos de cambio constante el incremento es del  4,2%.

En un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Banco Sabadellha comunicado que el incremento del beneficio se produjo  gracias al sólido crecimiento del 5,2% de los ingresos del negocio bancario del grupo.

Este ritmo sitúa a la entidad en línea para alcanzar su objetivo de beneficio anual de 800 millones de euros.

El margen de intereses trimestral alcanza los 940,9 millones de euros, por mayores volúmenes y menor coste de los recursos.

Crece un trimestre más un 2,4% (2,2% ex TSB) y un 5,0% interanual (3,2% ex TSB) a tipo constante y en términos comparables.

El margen de clientes se sitúa en el 2,79%.

En los primeros meses del año permite alcanzar una ratio CET 1 phase-in del 13,2% frente al 12,1% de hace un año. La ratio CET 1 fully loaded se sitúa en el 13% proforma (+30pb tras la venta de HI Partners y la participación en IberiaBank) a cierre de septiembre, el nivel más alto de solvencia entre los bancos cotizados.

De este modo, Banco Sabadell ha aprobado el reparto de un dividendo a cuenta de 0,02 euros por acción.

Las dotaciones a insolvencias y otros deterioros ascienden a 1.967,8 millones de euros a septiembre de 2017 frente a los 1.113,5 millones de euros a septiembre de 2016.

Los beneficios extraordinarios en los resultados por operaciones financieras (ROF) así como las plusvalías de las transacciones de Sabadell United Bank y reaseguro de BanSabadell Vida, materializados en el año, se han destinado a dotaciones extraordinarias por su valor bruto.

La ratio de cobertura de activos problemáticos alcanza el 52,8% (51,5% excluyendo cláusulas suelo), tras un intenso ritmo en el plan de evacuación de activos problemáticos, con una reducción ex TSB de 1.700 millones de euros en el año con un beneficio medio del 2,6% durante los últimos tres meses.

En los últimos doces meses, la reducción de activos problemáticos asciende a 2.316 millones de euros.

Por su parte, la ratio de cobertura de dudosos se sitúa en el 51,4% (48,8% excluyendo cláusulas suelo) y la ratio de cobertura de adjudicados en el 54,2%. La ratio de morosidad continúa reduciéndose y se sitúa a septiembre en el 5,40% (6,90% ex TSB) frente al 5,62% del cierre de junio en términos comparables (7,16% ex TSB).

La actividad comercial ha mantenido un ritmo intenso en los primeros nueve meses del año, lo que se ha traducido en la captación de 405.496 clientes hasta septiembre (ex TSB). En total, se han captado 302.491 clientes particulares, 200.000 nóminas y 103.005 empresas.

El crédito al consumo ha crecido un 19,5% frente al año pasado, hasta los 1.419 millones de euros de enero a septiembre de 2017.

En seguros, la subida del volumen ha sido del 22,5%.

En empresas, a cierre de septiembre, destacan la cuota de Banco Sabadell en crédito documentario para exportación, que alcanza el 31,14%, frente al 30,27% del año pasado; y la operativa de TPVs, donde se incrementa hasta el 15,26% frente al 14,12%.

Destaca también la cuota de crédito en el 11,30% desde el 11,02%.

En particulares, en el segmento de facturación de tarjetas, la cuota se sitúa en el 7,73% desde el 7,46%; en fondos de inversión sube al 6,37% desde el 6,07%; y en cuentas vista a hogares, alcanza el 6,42% desde el 5,94%.

El compromiso de Banco Sabadell con la transformación digital sigue siendo una constante y la puesta a disposición de los clientes de nuevos servicios remotos han propiciado un incremento del número de clientes digitales del 10%, hasta los 4,3 millones.

La entidad ha recordado que el Consejo de Administración ha acordado, con fecha 26 de octubre de 2017, la distribución de un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2017 por un importe de 0,02 euros brutos por acción, que se abonará el próximo 29 de diciembre de 2017, siendo la fecha de cotización ex dividendo el 27 de diciembre de 2017.

Asimismo ha destacado que el pasado 5 de octubre, el Consejo de Administración de Banco Sabadell acordó trasladar su domicilio social a la ciudad de Alicante. Banco Sabadell adoptó esta decisión para proteger los intereses de clientes, accionistas y empleados.

La entidad continúa desarrollando con absoluta normalidad su actividad al servicio de las empresas y las familias en todos los territorios en los que está presente bajo la supervisión del Banco Central Europeo y la regulación de la Autoridad Bancaria Europea.

La entidad ha explicado que el traslado del domicilio social no comporta movimiento de empleados, por cuanto la entidad cuenta con sedes corporativas y operativas en diversas ciudades de España y del Reino Unido.