Tras una mañana en la que los´índices europeos parecían descontar una reunión infructuosa entre el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy y la canciller alemana Angela Merkel, las principales plazas bursátiles se daban la vuelta poco antes del cierre. El Ibex 35 trata de acercarse a los 8.800 puntos mientras que el Dax alemán ha suavizado sus pérdidas hasta operar casi plano. 
Los índices Europeos, a excepción del DAX alemán que sigue nadando a contracorriente, inciden en las alzas a poco del cierre apoyados tambiñen por un tono optimista en EEUU. Hoy hemos tenido referencias macro en EEUU que han permitido los principales índices americanos abrir en positivo lo que ha animado las posiciones compradoras en este lado del Atlántico.

El Ibex 35 con alzas que superan el punto porcentual inteta de nuevo el asalto a los 8.800 puntos en un momento en el que el DAX alemán es el único de los indicadores bursátiles europeos que opera con recortes, eso sí, leves.