El selectivo de la Bolsa de Madrid abre en negativo y perdiendo los 8.200 puntos. En concreto, el índice retrocede un 0,69% hasta los 8.170 puntos, arrastrado especialmente por el sector financiero y por la política del Banco de Japón, que esta madrugada ha decidido ha decidido mantener sin cambios su plan de compra de activos y no extender los préstamos a los bancos, lo que ha decepcionado al mercado. En el mercado de renta fija, la prima de riesgo supera los 300 puntos básicos y, en el de divisas, el euro-dólar sube a 1,326 dólares.

El Ibex 35 comienza el día con el pie izquierdo y perdiendo los 8.200 puntos, referencia que Victoria Torre, de Selfbank, indica como importante porque “de consolidarse por debajo, podríamos ver caídas bruscas”. No obstante, el soporte técnico se encuentra más abajo, en los 7.800 puntos que han servido de freno durante todo este año (canal lateral en el que el Ibex 35 se ha movido: 8.700-7.800 puntos).

Entre las mayores caídas encontramos varios bancos. Popular encabeza los retrocesos con una pérdida del 1,90% a 0,61 euros, luego que ayer en la junta de accionistas retrasara al segundo semestre la decisión de recuperar el dividendo. También ceden BBVA (1,04%), Santander (1,15%), CaixaBank (0,07%) y Sabadell (0,29%).

En la parte alta escasos valores cotizan en positivo. Amadeus se agencia con la primera posición con una subida del 1,69%, seguido de ACS (0,52%) e Indra (0,18%).

En el grupo de los blue chips, Telefónica pierde un 1,07%, Repsol un 1,29%, Iberdrola un 1,33% e Inditex un 1,88%.

En el Mercado Continuo…
Nicolás Correa
se desploma un 4,83%, seguido de Quabit, que pierde un 4,35%. En cambio, GAM se coloca en primera posición con una revalorización del 5,56% y San José un 4,24%.