El parqué madrileño abrió la sesión de hoy, la primera del mes de agosto, con una ligera caída del 0,23%, arrastrado por el descenso de un tercio de los valores, aunque el selectivo logró mantener el nivel de los 10.800 puntos (10.830,3) con el que cerró el pasado viernes. No obstante, pasados 15 minutos de la apertura de la sesión, el signo del Ibex 35 cambiaba a tasas positivas, de forma que el selectivo subía, a las 9.17 horas, un 0,22%, quedándose al borde de los 10.900 puntos. A las 9.25 horas, el parqué ya había conquistado esa cota y se anotaba un repunte superior al 0,5%.