El banco hipotecario Hypo Real Estate queda completamente nacionalizado después de que el Estado alemán obligara la venta forzosa a pequeños accionistas en una junta general extraordinaria a comienzos de octubre. Ahora el Estado, a través del Fondo de Estabilización de los Mercados Financieros posee un 100% de la entidad.