Los movimientos técnicos de BBVA señalan que a estos niveles la prudencia es la mejor opción.

En noviembre BBVA perdió el soporte que venía formado desde mediados de Julio y por ello el precio se desmoronó desde los 9.30 (donde se encuantra ahora mismo) hasta los 7 €. Tras formar ese mínimino, a principios de año, rebotó con fuerta y superó la resistencia de noviembre y diciembre para volver a los 9.30 en donde se ha encontrado una confluencia de soportes y resistencias.

A principios de febrero vimos como se detenía en el máximo de 9.42 y no parece casualidad que confluya en ese punto el soporte de julio y la resistencia que viene formándose desde agosoto. El otro día el activo subió un 5% y con ello superó la resistencia. Al día siguiente (ayer) subió un poco más pero se paró en el soporte famoso de agosto no pudiendo cerrar el día por encima de el ya que está actuando de fuerte barrera.




Pinche aquí para ver el análisis completo